“La mentira que vivimos”

Muy buenas Eruditos. Hoy quiero compartir con ustedes un video que se ha hecho muy popular en YouTube, y que, probablemente, la mayoría ya lo haya visto.

En mi opinión, es un video muy interesante, y demasiado honesto. Resume de manera perfecta y concisa los puntos claves en los cuales se apoya la estructura mediática y consumista de hoy en día.

Al principio del video se hace una introducción que lleva a la pregunta retórica que muchos temen responder: “¿Somos verdaderamente libres?” o “¿Existe acaso la libertad?”. Graham Hancock decía: <>.

De manera continuada se habla de nuestra dependencia financiera, de lo comercializado que todo está. Pensemos… cada vez que alguien tiene una necesidad o un problema la solución es pagar algo. ¿Tienes problemas psicológicos? Paga a un terapeuta, psiquiatra, psicólogo… ¿Tienes problemas de relajación? Paga clases de yoga. ¿Quieres tener un buen puesto de ingeniería? Paga una buena universidad. Dinero, dinero, dinero. Esta dependencia nos lleva al punto de pensar que todo tiene un precio, y que esto es lo que único que realmente importa. Vivimos y desarrollamos nuestras vidas en torno a ello. ¿Qué nos decían siempre cuando íbamos a la escuela y éramos niños? Estudia si quieres ser alguien en la vida, estudia si quieres tener un buen empleo y ganar dinero. Pero, rara vez, nos decían “Estudia para no ser una persona ignorante y fácil de controlar. Estudia para que no te puedan explotar. Pero no confundas nunca el conocimiento con la sabiduría”.

¿Qué sentido, qué significado adquiere nuestra vida de esta manera, viviendo dentro de un sistema corrupto y limitado? Dentro de un orden perfectamente administrado para lograr que vivamos por fuerza de inercia, y aquellos de mente abierta sean marginados o se vean sin opción.

¿Hasta qué punto perdemos nuestra humanidad?

brueghel_triumph-of-death

La comida, la ropa, el entretenimiento, la cultura, todo es administrado y controlado por la “elite”. Esto nos permite forjarnos de manera más eficaz como una pieza individual del tablero, un soldado más que sigue los criterios y valores impuestos por el sistema de socialización dominante, para formar parte de la conciencia colectiva.

Según Chomsky, esta manipulación mediática se logra mediante los medios de comunicación masivos, que apoyan el poderío sobre las masas. En sus palabras:

“En un estado totalitario no importa lo que la gente piensa, puesto que el gobierno puede controlarla por la fuerza empleando porras. Pero cuando no se puede controlar a la gente por la fuerza, uno tiene que controlar lo que la gente piensa, y el medio típico para hacerlo es mediante la propaganda (manufactura del consenso, creación de ilusiones necesarias), marginalizando al público en general o reduciéndolo a alguna forma de apatía”

(Chomsky, N., 1993)
Chomsky y Herman habían clasificado los filtros a través de los cuales los medios consideran apto o no la difusión de determinada información.
  1. “Magnitud, propiedad y orientación de los beneficios de los medios de comunicación”. Concierne al mercado de los medios, lo cual sugiere que las grandes empresas de información controlan todos los medios de difusión globales. Estas empresas a su vez tienen nexos con distintas entidades políticas, sociales, industriales y económicas, cuya tarea principal es retroalimentar sus ideologías y pensamientos en la población. De esta manera se impide el surgimiento de medios alternativos que no representen a estas grandes instituciones. Esto según Chomsky,“pone en énfasis la desigualdad de riqueza y poder, así como en los efectos que esta produce a diferentes niveles en los intereses y elecciones de los medios de comunicación de masas”.
  2. “Beneplácito de la publicidad”. La proliferación de los medios de comunicación ha permitido que se generen espacios de publicidad que alientan el crecimiento económico de distintas empresas y de los mismos medios. Sin embargo, con el paso del tiempo la pauta publicitaria ha generado una marcada brecha entre las grandes compañías capaces de lucrar mediante sus anuncios con respecto a las que no disponen de acceso a los medios. “Los anunciantes, en consecuencia, suelen apoyar programas que concuerden ideológicamente con ellos (a saber, contenidos que no sean poner en tela de juicio la ideología corporativa dominante)”.[1]
  3. Suministro de noticias a los medios de comunicación”. Las noticias que se difunden a la audiencia tienden a ser “cuidadosamente seleccionadas” por el gobierno e instituciones privadas y públicas, lo cual resulta en aportación informativa mediocre, aislada de la realidad y falta de crítica. Este filtro justifica los intereses de las élites. Según Chomsky (1988) Los representantes de los medios de comunicación pretenden que lo que el gobierno dice es “de interés periodístico” por derecho propio; es decir, su objetividad es nominal y no real puesto que lo que es aceptado por el gobierno y es emitido por un medio de comunicación sin ser evaluado en un contexto y sin considerar alguna manera de manipulación es tomado como permiso para ser “dirigido”, de este modo se constata el manejo de la información mediante el suministro de ésta a los medios de comunicación masivos.
  4. “Críticas a los contenidos de los medios de comunicación”. También conocido como como “El “con el mazo dando” de los reforzadores de opinión”. Este ítem constituye la manera como las élites acallan cualquier tipo de información que vaya en contra de sus intereses particulares, ya que para ellas no es conveniente ser criticadas ante una gran masa de gente del común. Es por ello que “si se considera que probablemente algunos acontecimientos, posturas o programas pueden provocar esta respuesta crítica, lo más probable es que sean eliminados” (Chomsky y Herman 1988).
  5. “Anticomunismo como mecanismo de control ideológico”. El comunismo ha sido siempre el fantasma temido por los propietarios, ya que amenaza las raíces mismas de su posición social y de su estatus superior. Quizá –tras la caída del muro de Berlín y el colapso de la URSS–, este filtro sea ya obsoleto, pero su política puede extrapolarse fácilmente a casos como el de la guerra del Golfo, mientras que los resabios ideológicos del anticomunismo prosiguen en los medios, promocionando el individualismo proempresarial y el ataque sin cuartel al estado de bienestar. Así mismo el mecanismo de control anticomunista llega a través del sistema a ejercer una fuerte influencia sobre los medios de comunicación por medio de temas esquematizados en términos de la bipolaridad comunista y anticomunista con perdidas y ganancias que abogan por la propaganda de cada grupo (mayoritariamente del anticomunismo), lo que a su vez genera en la audiencia la aceptación de un hecho como verdad legítima.

Este control ha existido siempre, pero se ha exponenciado con el desarrollo de la tecnología. Y esta última es un arma de doble filo. Mientras exista esa “relativa libertad” y haya personas abiertas o “despiertas” existirá una mínima esperanza de que algún día la humanidad abra los ojos y se una para hacer algo. A veces nos convertimos en personas incapaces de encontrarle un nuevo uso a las cosas. Esto me recuerda a una profesora de teatro que había tenido hace tiempo…Mi grupo y yo teníamos que elegir un objeto cualquiera e imaginar que servía para “tal cosa” y no para lo que comúnmente atribuíamos. La mayoría habíamos tenido problemas haciéndolo, y ella nos había dicho “¡Chicos, ya llegaron a esa etapa de la adultez donde perdieron la imaginación y creatividad!”. En ese momento reflexioné cómo la imaginación que teníamos de niños se va congelando, se va marchitando. Cuando pensamos o queríamos que algo funcionara para algo “incorrecto”, nos reprendían y “enseñaban”.

¿Y si esto sucediera también con los conceptos aprendidos sobre la sociedad? Existen más opciones de las que conocemos, pero a veces somos incapaces de admitirlas en nuestra realidad. Incapaces de adaptarlas, amoldarlas.

La tecnología nos ha dado muchas ventajas. Nos ha permitido acceder a la cultura de una manera mucho más económica y global. Nos ha permitido conectar con varias partes del mundo sin necesidad de viajar. ¡Ahora mismo estoy escribiendo por medio de ella!

Pero nunca debemos dejar de notar la diferencia entre conocer a una persona íntimamente a conectarnos con ella o él por medio de una pantalla digital. Por supuesto, que esto último es discutible. Depende de las personas. Pero mentir en la realidad virtual es mucho más sencillo y rápido. Y nunca se la podrá equiparar con la realidad sensorial.

De hecho, varios estudios sugieren que en los últimos años, la dependencia tecnológica ha aumentado los casos de dependencia emocional. Estamos viviendo en una sociedad enferma de modernidad y de ambiciones innecesarias.

Sugerencia a leer <> de PATEL, SURENDRA

Fuentes: www.wikipedia.org La manipulación mediática.

Anuncios

3 comentarios en ““La mentira que vivimos”

  1. Totalmente de acuerdo eh pensado así como todo lo que escribiste, somos controlados desde que nacemos así vivamos en un país democrático igual no hay libertad, no escribo mas porque esta mas claro que el agua todo lo que escribiste,

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias por leer el post y comentar!!!
      Es grato encontrar personas con quien compartir puntos de vista.
      Y tienes razón, el control social es algo que está tan impuesto en nuestra organización que a veces llegamos a un punto donde ni siquiera nos damos cuenta y lo damos por eludido. Lo vemos como algo normal, algo inevitable cuya existencia mantiene al mundo en su axis. Creo que a la mayoría no nos gusta admitir que la libertad no existe y que lo que comúnmente llamamos “derechos” son violados o manipulados más veces de las que imaginamos.
      Es difícil convivir en un mundo donde puedes ver la “verdad” pero no puedes sacarla a la luz. Es una paradoja de efectos contraproducentes.
      En fin… Gracias por valorar de esa forma mi escrito y visitar mi blog 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s