PROFESORES: esa mítica clase de seres particulares.

 

Sí, así es… Profesores…. La “mítica” clase de seres particulares que todos quienes hayan tenido el privilegio de recibir algo de educación han conocido alguna vez.

Y sí, ser profesor/a no es fácil. Imaginen, tener que prepararse todas sus vidas para vivir encerrados en un aula abarrotada de seres humanos de todo tipo cual selva superficial.

Pero claro, como siempre, quienes más sufren en este tipo de situaciones son las benditas excepciones. Buenos alumnos, buenos profesores, alumnos dedicados, profesores apasionados….

Hace poco pensaba en hablar sobre mis puntos a favor y en contra del actual sistema educativo. Pero en su lugar decidí evocarme por un sub-tópico con un tono más humorístico, y qué mejor tema que los profesores para ello.

Primero debo aclarar que incluiré algunas experiencias personales para añadir el toque personal de humor. No pretendo criticar nefastamente a nadie, y menos a los profesores cuya labor en realidad, considero que debería respetarse más. Pero bueno, a la hora de culpar a alguien no se puede contra uno solo ¿verdad?

¡Así que empecemos!

Hay todo tipo de profesores, desde los más angelicales a los más demoniacos. Si tuviera que hacer un top 5 de los angelitos y los demonitos sería algo así.

Top 5: profesores angelitos.

5- El justo:

giphy1

 

Sí, éste es una especie exótica en peligro de extinción. Claro está que hablar y calificar algo como justo es más complicado de lo que parece. Pero estos profesores suelen ser aquellos que realmente saben sobre la asignatura, pero que fundamentalmente intentan apreciar el esfuerzo de sus alumnos, apremiar y brindar la ayuda merecida a quienes se dedican a ello. Personalmente, siempre me molestaban esos profesores que perdían clases enteras tratando de “ayudar” o educar alumnos mequetrefes que se la pasaban todo el día molestando y estorbando a otros que sí querían tomar apuntes y demás. Me parecía y sigue pareciéndome un despropósito. Considero mejor un alumno durmiendo que otro gritando y haciendo ruido en el fondo de un aula.

4-El neutro:

el-inteligente

 

Éste no te causa afabilidad ni temor o furia. En tan solo llana y simplemente un profesor que se dedica a impartir sus clases y no hace comentario alguna sobre su vida personal o preguntas impertinentes que interrumpan la clase. De hecho, son tan cerrados que hasta le hacen a alguno preguntarse si tienen una vida fuera de la institución. Por lo menos, se apegan a las clases y no parecen poner empeño en ciertas personas o saña hacia nadie en particular. La clase de profesores que cuando oyes a alguien deseándole la muerte sabes que probablemente sea porque esa persona haya sido desaprobada y con pocos beneficiosos de duda en su favor. Claro, que las excepciones siempre existen.

3- El tesoro de oportunidades: 

i-22520

 

Aquel profesor que en un principio parece ser una pesadilla inminente y que durante las primeras clases que lo conoces te da muy mala espina y piensas que querrá matarte con sus exámenes, pero una vez que ya hayas pasado el primer cuatrimestre con éxito comienzan a mirarte de una manera distinta. Claro que este espécimen es más bien beneficioso para quienes son buenos alumnos porque, de lo contrario, no resulta del todo agradable, aunque, claro, no tocan el extremo sádico o dejarían de ser angelitos.

Esta clase de profesores son, literalmente un tesoro de oportunidades. Se vuelven tus colegas una vez que ya haya pasado el tiempo e incluso comienzan a ofrecerte proyectos o conocidos que puedan darte alguna oportunidad de empleo o extra. Siempre preocupados de que te aburras y sientas que su clase no es más que eso: una clase.

2- El profesor padre/madre:

tumblr_li0j0w2n2a1qhd14co1_500-1

Y no me refiero en el sentido literal o negativo de la palabra. Esta clase de profesores de ven más en las escuelas de inicio o primaria. Tienden a preocuparse tanto por algunos alumnos que parecen madres o padres en el buen sentido. Claro está que exceden sus deberes como docentes y cumplen dos roles distintos, pero tal vez sean personas que o bien ven un hijo en su alumno, o bien le recuerdan a alguno que ya tengan o hayan tenido. Esta clase de docente, sin embargo, es quien te aporta un gran apoyo emocional y se quedan en tus recuerdos por siempre. Dejan de ser simples profesores o maestros.

Es cierto que es discutible si este papel asumido es adecuado para un buen desarrollo en el sentido educativo pero tampoco podemos afirmar que son malos docentes y deberían ser despedidos o algo por el estilo. Es cierto que es un caso que no todos han vivido y también depende de la edad. Si son jóvenes podemos verlos como hermanos o amigos nada más. Una de las principales dificultades es que luego estudiar para su asignatura se vuelve un poco estresante ya que sientes la presión de hacerlo bien o no le estás “devolviendo” o demostrando tu agradecimiento. Bueno, al menos es lo que yo sentía en los casos que viví.

1-    El apasionado:

36698_62721_profe_500_234

 

Esta clase de profesor es única y exótico también. Suelen ser jóvenes idealistas que olvidan que no todos comparten su misma pasión pero que si tienes la suerte de encontrarlos en una asignatura que realmente amas, sentirás que has encontrado a un alma gemela y amarás más el programa de lo que ya lo hacías anteriormente.

Sin embargo, esta categoría suele morir con el paso del tiempo cuando se dan cuenta que sus sueños son demasiado románticos. Tal como lo indica, suelen impartir clases de arte. Eso no significa que profesores apasionados de ciencias exactas o duras no los haya. Pero, personalmente, no he encontrado a ninguno tan extraordinario como para ser digno de mención.

Los profesores apasionados pueden convertirse, sin embargo, al envejecer en tóxicos. Esa pasión tan grande puede derivar en frustración. La clase de personas en la que puedes ver su viejo espíritu de joven en sus ojos cuando se dejan llevar al hablar de algún tema en particular. Una vez que la burbuja explota el cambio de expresión en sus rostros no tiene precio. Miran a toda la clase como si fueran abominaciones salidas del lado más oscuro metafórico de lo que sea que enseñen y prorrumpen en quejas de viejo o vieja senil de odio hacia la humanidad. Lo cual, para alguien que sí haya compartido la misma pasión durante esos escasos y breves segundo de ojitos lacrimosos, hace que se sienta como la explosión de tu propia burbuja y la muerte de todo tu idealismo soñador. En resumen, una vergüenza desmoralizante.

Los apasionados shakesperianos pueden hacer que sus clases permanezcan en tu mente más que el tiempo que les dedicas frente al pizarrón. Hacen que quieras saber más y que todos los deberes que puedan darte parezcan una broma porque por más tedioso que pueda resultar, ellos te hacen sentir que realmente vale la pena aprender. Y no te dicen que es un deber, te hacen verlo como un sueño que te llevará a otros más grandes. Como una verdadera oportunidad, y no un infierno o castigo. Y solo he conocido a una profesora con semejante capacidad. Ella impartía Literatura y Filosofía del Lenguaje. Fui su alumna durante su primer año, así que claro, profesora novata. Tristemente, noté el cambio a lo largo de los cuatrimestres. Y desearía que esa hermosa chispa de dedicación no muriera nunca en personas como ella. Esos profesores son dignos de mención.

 

Y ahora, claro que sí, el top 5 de profesores demonitos, eso de los que siempre nos hemos echado alguna que otra carcajada.

5- Profesor acosa-preguntas:

 

profesores

Sí, éste es el típico que le encanta hacer preguntas a la clase y no enseñar nada. Se la pasa preguntando y acosando especialmente a los que más saben como si fuera un concurso de preguntas. Entran a sus clases como si se hubieran tomados 5 latas de energizante y se mueven como locos haciendo preguntas de un lado para el otro y sin dejarte pensar la respuesta. En caso de que respondas mal, olvídalo, estás en el infierno. Te responden con un sonoro y violento “¡Mal!” arrastrando las “a” y aprovechando la situación para darte la respuesta correcta con fanfarronería.

También les encanta hacer preguntas de cursos avanzados y decir cosas como “¡Ah! No lo sabía ¿No? ¡Yo sí jajaja!”. También hacen chistes muy, muy malos hasta el punto que la cortesía tácita del alumnado se va a no sabes dónde y todos se miran con torpeza o burla esperando que el lunático se decida a dejar de intentar parecer cool o algo.

Lo peor de estos profesores es que se nota que no saben nada y por inseguridad necesitan humillar a un curso entero porque cuando les haces preguntas a ellos no saben responderte. De seguro que se arman un lista de “Preguntas para cagar al curso” durante las noches mientras se ríen imaginando sus futuras víctimas. Si encima eres alguien que sabe significarás un reto para ellos y te declararán la guerra cada vez que “den” clases.

4- El vago:

16602_main_square_140x1052x

 

Este suele ser muy querido por la mayoría si se trata de un curso igual de vago. Es el típico profesor frustrado que no ama su carrera y considera una humillación monumental tener que dedicarse a “tan bajo empleo”, es decir que ni ellos mismo se respetan.

Todas las clases se dedican a programar exámenes o trabajos pero nunca, nunca explican. Se sientan durante toda la hora que tienen que estar a corregir viejos exámenes y proyectos, o de otros grados que tengan. Y si alguna vez se dignan a levantar su trasero del asiento para explicar lo hacen con un tono monocorde y sin mirar a nadie. Es decir, los alumnos pueden estar matándose entre sí e incluso tirándose Molotov y ellos siguen allí parados hablando por fuerza de inercia y graciosamente ningún proyectil les cae encima, y si lo hace siguen hablando como si nada.

El problema es que si eres alguien que intenta escucharlo pareces un idiota tratando de hacerlo en medio de tanto ruido y sopor. Incluso si lo logras puedes darte cuenta que o bien el tipo está ido o el estrés le ganó porque puede llegar a decir cualquier cosa y no le importa.

Un caso grave sería que esta clase de sin vergüenzas, porque lo son, ya que les están pagando y lo único que hacen es sentarse y encargarte a ti todo el trabajo, es que luego tomen exámenes donde no haya nada que él haya mencionado (si es que alguna vez lo hizo) o que haya estado en el precario temario que decidió informarte. Es decir, con estos profesores trabajarás como esclavo mientras ellos se rascan y se lamentan de sus vidas durante sus horas de clases. Bueno, cuidado, tampoco significa que todos son muy dedicados a la hora de mirar tu trabajo. Algunos son tan vagos que lo hojearán y te pondrán un 10 o un 100 o una A, dependiendo del sistema, y tú podrías tranquilamente haber escrito sobre la historia medieval cuando era un trabajo del Realismo.  Y sí, me ha pasado.

  1. El amargado frustrado hasta del aire que respira:
f0b
Estos suelen ser los más deprimentes. Sus clases hacen que el cielo se torne gris y hasta duela respirar. Un verdadero dolor en el trasero.

Se la pasan quejándose de no haber conseguido su deseado título o doctorado o trabajo en algo y te culpan de ello cuando tal vez ni siquiera existías. Pueden tener arrebatos de pasión que demuestran cuán ambiciosos fueron y luego lo arremeten con alguna dramática frase que te hará odiarte a ti mismo por ser simplemente su desafortunado alumno, o incluso por haber nacido o por ser joven. Sí, critican todo y a todos. Y lo peor, someten a sus alumnos a maltrato psicológico haciéndoles pensar que si se dignan a soñar son igual de “idiotas” como él o ella lo fueron y que vivirán el resto de sus vidas lamentándose por ellos. Que “madurar” implica despotricar hasta lo inorgánico y darse cuenta que soñar es de ilusos. Sí. Esta clase de profesores claramente son una gran inspiración y auguran una buena preparación para el futuro.

2-    El oportunista:

examen

Como en su mayoría, estos tops suelen beneficiar o perjudicar mucho a los alumnos extremo, los muy buenos y los muy malos.

Los oportunistas son perezosos que a la mínima oportunidad faltan y siempre, siempre tienen un amigo que los pueda reemplazar. Suelen usar mucho el proyector para no tener que hablar o explicar y, lo peor de todo, explotan a sus mejores alumnos. Les piden a ellos que organicen clases de temas dispuestos en el programa que le den. Los nombran tutores de los peores alumnos para que les enseñen, añadiéndote la presión extra de que si ese chico/a no aprueba es tu culpa. Te piden contantemente que expliques tú cuando alguien hace alguna pregunta o que tú vayas y escribas en el pizarrón, y hasta pueden hacerte corregir sus exámenes.

1-    El sádico narcisista y soberbio supremo:

 

giphy

Estos son un mega combo nivel Inferno. Creen que siempre tienen la razón simplemente porque son ellos quienes lo dicen. Se pasan clases enteras alardeando de sus títulos y logros y hablando como si ellos fueran de una clase superior y sus alumnos sus adeptos estúpidos.

Explican como si el conocimiento que poseen es único y no se pudiera obtener de ninguna otra fuente. Se esfuerzan por desaprobarte y hacerte la trayectoria del curso un verdadero infierno. Son muy observadores e inteligentes. Tienen la clásica mirada calculadora que te hace pensar que en fondo son psicópatas perfectos al estilo Dexter. Son muy meticulosos y pulcros, por no añadir perfeccionistas. Siempre están vestidos como el estereotipo del profesor de instituto elite.

Humillan a aquellos quienes aparentan mayor debilidad y se caracterizan por una profunda insensibilidad. Lo peor es cuando fingen ser tus amigos para luego joderte. Durante sus clases se la pasan haciendo chistes muy malos y contando 700 millones de historias muy malas al punto que no sabes si se lo están inventando o no. Y cuando llega el examen, que por cierto son millones en una hora, te asesina con preguntas cuyo contenido jamás advirtió. Olvídate de quejas y reclamos porque es como tirarse a una jauría de lobos.

¿Lo peor de todo? Fingen ser muy encantadores y son muy magnéticos: auténticos psicópatas. Y ¿lo peor de lo peor?… Todos caen bajo su hechizo hasta que van “muriéndose” uno a uno. Y sin embargo, cuando ya son las finales como los Juegos del Hambre, los tontos que le tengan mucho miedo seguirán fingiendo reírse y sentir encanto por él. E incluso habrá aquellos que son tan inocentes que ni siquiera entenderán cuando él haga chistes donde lo estarán criticando indirectamente.

Si eres inteligente y bueno en su asignatura, no quedarás atrás. Te verá como competencia, como infantil que es, y procederá a pasos lentos y precavidos. Sí, se lo toman todo como un juego del gato y el ratón, cuando no es más que una puñetera asignatura que ruegas a Dios sacarte ya de encima. Porque incluso terminarás odiando lo que sea que enseñe.

 

Bueno, esos han sido los 5 peores y los 5 mejores profesores que hay, en mi opinión. Claro que me he quedado corta y hay mucho más por decir. Me ha resultado más sencillo pensar en los peores que en los mejores.

No olvidemos que ninguno tiene un papel sencillo. Ser profesor es difícil a su manera. Son personas que estudiaron mucho para llegar donde están y no porque hayan sido injustos merecen que les respondamos con violencia como en muchas escuelas o demás lugares sucede a diario.

También hay profesores abusadores que se aprovechan de su autoridad y que, principalmente, maltratan psicológicamente a sus alumnos y los desmoralizan haciéndoles pensar que porque no aprobaron un examen no llegarán a nada en la vida. Adoctrinándolos como si fueran soldados y matando toda creatividad posible o haciéndoles creer mentiras.

Ojalá hubieran más profesores que amen su trabajo y vean el enseñar como una buena labor y no un castigo. Así como también desearía que su trabajo fuera más respetado y bien visto. Ojalá no se los viera siempre como los demonios o vigilantes de una cárcel y más como un verdadero instructor que pretende darnos las herramientas necesarias para explorar el mundo y no reglas sobre un mundo inventado y creado por las generaciones.

Esto va dirigido a todos aquellos buenos profesores que realmente dedicaron o dedican su vida a enseñar y todavía no han perdido la fe en la humanidad o la juventud. Y también para aquellos alumnos que dedican su vida a aprender y respetar esta labor.

Al fin y al cabo, nunca dejamos de ser alumnos. Todos los días se aprende y se enseña algo a alguien aunque no tengas un profesorado en ello.

Después no culpen a los niños o adolescentes o de cualquier edad cuando dicen que odian ir a la escuela cuando tienen que sentarse 8 horas o menos a escuchar a un amargado quejarse de su existencia. Y sí, como dije, no todos son así. Y me siento peor por ellos por tener que ver cómo la bondad significa carne de cañón para el abuso de aquellos que no saben cuán valioso es la capacidad de pensar.

Así que estudiantes y profesores malditos los habrá siempre, pero no dejemos de lado a aquellos que todavía aportan con un pedacito de esperanza y dedicación. Al fin y al cabo somos todos humanos. A veces aquellos profesores que parecen los más malditos son hombres y mujeres que sufren un montón puertas afuera, y sí, no les da ningún derecho a maltratar gente que no tiene nada que ver. Pero alumnos y docentes llorando y huyendo a sus casas he visto millones. Así que se mire por donde se mire, es una cuestión de fuerzas y equilibrio, cumplas el papel que cumplas.

 

 

Anuncios

EL FALSO FEMINISMO (PARTE III)

Si nos has leído la PARTE I y PARTE II te recomiendo que lo hagas antes de continuar...

Como he descrito en mis publicaciones anteriores sobre el feminismo, este movimiento ha y continúa siendo criticado como cualquier fruto en el árbol de la polémica.

Uno de los mayores problemas que está sufriendo, como ya he dado a entender, es el influjo de críticas alrededor de la violación a la deseada igualdad. La mayoría de las personas que se oponen al feminismo (sin incluir al machismo) consideran que el feminismo se ha tornado en una lucha exclusiva para la mujer donde, o bien se la termina hegemonizando, o bien, simplemente colocándola en un puesto único de víctima, considerando a los hombres intocables por cualquier aqueja social, económica, política o sexual.

bdcd11313917fa6c1d6c3ce4c75d7b2c

No podemos hablar sobre generalidades sin cometer alguna injusticia. Es reconocible que existen grupos de feministas que realicen activismos exagerados y de tales características. Pero no todas las personas feministas ignoran los males que aquejan a la población masculina. Lo cierto es que cuando una lucha se centra en un determinado grupo, está tomando en su poder un determinado mal que no necesariamente está negando la existencia de otros solo por no mencionarlos o incluirlos en la lucha. Afirmar lo contraria sería como cometer una “argumento a silentio”. Caso distinto es cuando no encontramos ningún reclamo o lucha al respecto, pero no por esto debemos inculpar a los otros colectivos que luchan por lo suyo.

Si tuviéramos que analizar al feminismo de raíz, deberíamos considerar todos los logros beneficiosos que han sido fruto de ello. Y por el otro lado, mencionar en lo que se ha convertido para muchos.

Para empezar, el feminismo no es el machismo femenino. Su propia definición aclara explícitamente que busca alcanzar la igualdad de la mujer frente a las desventajas para con el hombre. Al mismo tiempo, se opone a la jerarquización y a los roles de género, lo que incluye a hombres y mujeres por igual. Esto implica que rompe los estereotipos creados desde antaño, o según la sociedad dominante.

Este movimiento ha creado un amplio edificio teórico de literatura feminista, críticas y teorías cinematográficas, la teoría Queer, ramas filosofícas, críticas varias… Ha tenido un gran impacto en las leyes, en cuestionamientos sobre la imagen de la mujer y su rol en la sociedad.

Sin embargo, parece que cuando se decide destruir al feminismo, estos beneficios resultan ofuscados y sin validez. Sí, muchos opinan que estos beneficios al ser dados por hechos hacen al feminismo ahora una herramienta obsoleta e innecesaria. Pero díganme ¿todavía no hay nada más por qué luchar en pos de la mujer? ¿Ya se ha alcanzado el poderío femenino en todo el mundo?

Las y los antifeministas argumentan muchas veces que el feminismo moderno se trata de victimización, exageración e ignorancia sobre el malestar social masculino.

Se opina que se ha transformado en un sistema de creencias que presenta una visión distorsionada de la realidad, basándose en rasgos propios de la misandria y creando una cultura de la violación.

all20sexism20is20offensive20but20not20all20that20is20offensive20is20sexist20-preview

“Voy a darte algo MUY PRECIOSO, algo para que lo guardes siempre. Se llama la “tarjeta de género…” / “Ahora, no importa QUÉ suceda, o lo que los hombres hagan o te digan, tú NO DEBES sacarla”. // “Ellos pueden llamarte con horribles nombres, burlas sarcásticas, amenazarte, herirte, dispararte en la cabeza, pero tú NUNCA JAMÁS debes usarla…”// “… porque ESO podría darte una VENTAJA INJUSTA”.

 

 

Se lo ve como el destructor de los viejos valores y modelos tradicionales, como la familia. Mucho de esto responde a una causa muy utilizada cuando se dice que fue el medio para alcanzar el plan de la burguesía financiera para la esclavitud definitiva, ya que como muchos sabemos, la inclusión ampliamente dicha de la mujer en el mundo laboral se dio principalmente tras la Segunda Guerra Mundial, momento en el cual se desata la Guerra Fría y se revolucionan las grandes multinacionales de hoy en día. Aun así, la mujer ya había sido incluida durante la Revolución Industrial, pero no en todos los rubros posibles, sino en trabajos machistas que se reconocían como aquellos comprendidos por los “talentos naturales y necesarios de la mujer”, como lavar, planchar, coser, etc.

 

Esto ha generado una destrucción en las familias nucleares, teniendo en cuenta también el derecho al divorcio. Y si bien es cierto que, especialmente en países desarrollados, los niños son cada vez más ignorados por sus padres que trabajan sin parar, eso no significa que la mujer deba seguir con los roles prehistóricos de la crianza de los niños. Sí, parte de esta revolución responde a un modelo en busca de mayor fuerza laboral, pero entonces no se debería culpar al feminismo por ello, sino a la organización que nos rige como personas.  Trabajar es valerse por uno mismo, ¿qué pasaría si un día la mujer se encuentra en peligro en su propio hogar y no puede escapar porque no tiene dinero ni manera de sobrevivir alguna?

Otros de los argumentos antifeministas sostienen que una mujer ahora no puede tener hijos libremente ni ser amas de casa por elección propia sin ser criticadas.

También acusan a aquellas ramas en contra de los roles de géneros de negar las evidencias biológicas, neurológicas y químicas, es decir el dimorfismo sexual.

Una campaña virtual muy conocida en contra del feminismo es #WomenAgainstFeminism (Mujeres en contra del Feminismo), hashtag de Twitter, Fecabook, YouTube y Tumblr, existente desde el 2014 que ha nacido como respuesta a la anterior campaña del 2012 “Who needs Feminism?”, a favor de la lucha feminista.

antifeministas

“¡Yo no necesito el feminismo, porque el feminismo REAL es sobre iguales oportunidades y respeto for las mujeres. NO abortos, libre control de nacimiento y la habilidad de caminar alrededor como una desvergonzada ramera mientras condeno a la población masculina por haber nacido!” // “Yo no necesito el feminismo; el feminismo promueve hacer a los hombres nuestros enemigos. Los hombres no son nuestros enemigos- Ellos son nuestros amigos 🙂 Una antifeminista”. // “Yo no necesito el feminismo porque si estoy usando un top como éste, ¡yo QUIERO que tú mires!” // “¡Yo NO necesito feminismo porque no soy una manipuladora, idiota jugando a ser víctima!”.

 

 

Dicha campaña virtual consiste en mujeres que publican fotos de sí mismas con pancartas hechas a mano donde enumeran sus razones en contra del feminismo contemporáneo.

Lo beneficioso de esta campaña es que deja abierto varios planteamientos sobre algunos baches en el feminismo. Estas mujeres consideran que ya no es necesario en el Occidente porque ha alcanzado todas sus metas.

Antes de debatir los contraargumentos es bueno reiterar ciertas definiciones.

Para comenzar, ya hemos definido 2 palabras claves: feminismo y patriarcado.

Ahora bien ¿qué es la misandria? Muchos sabrán que la misoginia se refiere al trato machista y sexista que aprueba el abuso y  maltrato hacia la mujer. La misandria es lo mismo pero por parte de una mujer hacía un hombre. En términos más técnicos, es un neologismo que abarca el odio y el desprecio, con comprensiones psicológicas e ideológicas que buscan la aversión hacia el hombre.

El “hembrismo” es un neologismo español sinónimo de la misandria que se define como el sesgo hacia al hombre a partir el autoritarismo feminino.

“Feminazi” es otro término muy utilizado también, que tiene un sentido peyorativo y describe a las mujeres que se creen en la superioridad de su sexo frente a los hombres, mediante prácticas totalitarias.

cad

Este acrónimo nació en la década de 1990 y fue populariza por el locutor de radio estadounidense Rush Limbaugh para referirse a las mujeres que defendían el derecho al aborto, relacionando esto con el Holocausto.

Él aludía a las feministas que tornaban esta lucha en fanatismo y forma de vida.

Hoy en día, el término relaciona el despojo de los derechos como humanos que sufrieron los judíos durante el Holocausto, afirmando que la misma filosofía violenta es aplicada por esta clase de mujeres. Sin embargo, en aquel entonces, críticas como Gloria Steinem afirmaron que el término es cruel y anti-histórico porque Hitler sentó las bases de su poder en contra del feminismo y declaró al aborto un crimen de Estado, provocando que muchas mujeres, partidarias de esta lucha, huyeran de Alemania.

Ahora bien, como se puede ver, feminismo no es lo mismo que hembrimo, feminazismo o misandria. Existen mujeres que se hacen llamar feministas y cumplen con lo citado por sus antónimos. ¿Eso convierte al feminismo en su pariente? No. Es falso feminismo.

El movimiento busca IGUALDAD Y LIBERTAD. Esto implica que las mujeres y los hombres sean absolutamente libres de decidir por sus vidas sin transgredir la libertad ajena. Y esto implica decisiones como el trabajo, el estudio, la ropa o el estilo de vida. El feminismo le ha dado un nuevo lugar a la gente transexual, homosexual, asexual o nominal. Si bien, no se puede negar que somos una especia con dimorfismo sexual, la elección de gustos y talentos es totalmente ajena a los genitales y la producción de hormonas. Por otro lado, no es menester ignorar que muchos estudios sugieren que el cerebro femenino y masculino cuenta con ciertas diferencias. Muchas áreas de dedicación requieren más sensibilidad e implicaciones de ciertas zonas o hemisferios del cerebro. Pero esto no crea una división sine qua non entre el hombre y la mujer, y mucho menos tiene relación con la sexualidad, que de ser así, tampoco tendría que ser tema de repercusión. Si una mujer mecánica es lesbiana o un hombre bailarín de ballet fuera gay no debería ser esto tema de insulto. Nadie utiliza el término heterosexual con sentido peyorativo. Y el feminismo, busca exactamente evitar esto.

Tampoco, se busca crear un ideal de mujer y hombre perfecto, aunque es bien sabido que siempre se llega a ello. Si una mujer desea ser ama de casa por voluntad propia es defendible porque asumió su libertad. De hecho, el feminismo busca que las tareas del hogar sean renumeradas y revestidas con mayor prestigio social.

En el mundo, ningún país ha logrado eliminar la brecha de sueldos laborales entre hombres y mujeres. Según la OCDE, los países miembros reconocen un 17% de diferencia salarial, principalmente por causas discriminatorias. En esta categoría, se incluye las reservas de empleos malos y ocupacionales a las mujeres.

Todavía no se ha logrado eliminar el estereotipo de la sexualidad donde un hombre es bien visto si tiene muchas amantes y una mujer no. Es decir, el tabú en torno al sexo por placer. Esto abarca todos los estereotipos posibles donde se definen las malas conductas como naturales en el hombre y, por ende, inevitables, como la falta de autocontrol, la lujuria, la violencia, la dominación, etc.

Ahora, por el otro lado, el hombre también sufre bajo, lo que muchas feministas aluden, el Patriarcado.

El patriarcado ha creado dos figuras: la mujer sumisa y el hombre “fuerte y dominante”. Como decía Menón a Sócrates “(…) la virtud del hombre consiste en estar en posición de administrar los negocios de su patria (…). El deber de una mujer consiste en gobernar bien su casa, vigilar todo lo interior, y estar sometida a su marido. (…)”.

Ya hemos hablado de lo injusto e ignominia de lo referido, hacia la mujer. Ahora, ¿qué pasa si un hombre no es bueno en los negocios, por ejemplo? ¿Es menos hombre por ello?

El modelo patriarcal, no afecta ni afectó solo la mujer, sino también al hombre. En sus tiempos de antaño, es reconocible que perjudicó en mayor proporción al sexo femenino, pero no dejó de lado al hombre, que debía tener “virtudes” como ser bueno en la batalla y siempre tener que cumplir con el rol de hombre fuerte que protege a la familia. Ni hablar de los patrones de comportamiento como llorar en público o expresar sentimientos.

Uno de los primeros estudios que se encargó de reconocer la violencia hacia el hombre fue “El Síndrome del Hombre Golpeado” dirigido por Suzanne K. Steinmetz en los ’70. En él se definieron los rasgos físico-psicológicos de las parejas que sufren violencia de pareja. Según la investigación, más del 20% de las amenazas de parejas provienen de mujeres. Supuestamente, el 93% de las parejas utilizan la violencia verbal y el 60% la física. La conclusión fue que la mujer tiene mucha tendencia a la violencia física también pero que se reprime o termina inclinándose por la violencia verbal, mientras que el hombre la supera en un 31% con agresiones como tomar a la mujer por la fuerza.

Estas investigaciones, no obstantes, tuvieron mucha repercusión. Varios opositores argumentaron que Steinmetz no diferencia la violencia como agresión o defensa propia; que es fácil calumniar cualquier acto de la mujer como violencia fuera del modelo de sumisión y abnegación. O que no es lo mismo la violencia doméstica que la disciplina a un niño rebelde, argumento terriblemente falso y estúpido, muy típico de aquel entonces, pensar que golpear a un niño porque se portó mal no era lo mismo que golpear a una mujer “injustamente” (como si alguna vez resultara justo golpearlas, sin incluir la defensa propia en casos muy extremos).

Por otro lado, muchas personas afirman que las mujeres son más asesinadas que los hombres. Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, el 78,7% de las víctimas de homicidio son hombres, siendo Suazilandia y las Islas Vírgenes Británicas los países con mayor incidencia. Lugares como Nueva Zelanda, Tonga, Japón, Islandia, República de Corea, Letonia y Hong Kong, en cambio, era mayor el porcentaje de mujeres asesinadas.

Algunos estudios sugieren que esto se debe a que las mujeres no tienen tanta tendencia a la violencia física sino al comportamiento pasivo-agresivo como el ostracismo, los rumores, terminar una amistad en sentido vengativo, etc. Otros estudios sugieren que de dos a tres mujeres tienen a empezar la agresión no recíproca en una pareja, siendo, sin embargo, ellas quienes más lesiones físicas sufren.

La psicología evolucionista propone que estos patrones de comportamiento se deben a la prehistoria cuando los hombres tenían mayor éxito reproductivo a través de la poliginia, llevándolos a luchar con otros machos por la hembra. Al ser ésta última la encargado de las crías y el hogar no podía correr el riesgo de morir, así que adquiría conductas violentas-pasivas sin arriesgar su vida.

Por culpa de este estereotipo masculino, la violencia contra el hombre, problema sustancial digno de mención, sigue siendo considerado un tabú. Y esto incluye los trastornos alimenticios. Siendo esto último, muchas veces ignorado, como si fuera un problema pasajero, mientras que en la mujer se lo toma como algo tan común que hasta pasa a ser un problemilla y no una problemática seria hasta que se llegan a extremismos.

Según la publicación “Aggresive Behaviour”, las mujeres denuncian más comúnmente y con mayor rapidez los ataques violentos, mientras que los hombres o no son tomados en serio o temen hacerlo por ser considerados homosexuales o poco hombres. En el caso de los homosexuales también se cumple ya que, por ejemplo, muchas denuncian de violaciones no se consideran por la falsa premisa de que tienden a tener fantasías sobre ser violados.

1439980682_986591_1440062472_sumario_normal

Gran parte de estos enfoques se centran en la diferencia de potencia física de un hombre, ya que un golpe de ellos no tiende a ser lo mismo que el de una mujer, pero esto no cualifica a nadie como digno de golpear a alguien.

Según un estudio en 1999 en Inglaterra, un 2, 89% de hombres confesaron haber sido violados de alguna manera o tocados no consensuadamente en la niñez, mientras que en la población homosexual, el 27,6% había confirmado lo mismo.

En cuando a la guerra, desde la Antigua Persia y las Cruzadas, los hombres tendieron a sufrir de violaciones o castración como estrategia de tortura psicológica y física que busca desmoralizar al enemigo. Las leyes, sin embargo, siguen sin reconocerlo como crimen sexual, etiquetándolo de crimen de guerra o tortura. En las situaciones bélicas, además, como la Guerra de Kosovo, los niños y hombres ocupan la población que tiende a ser más diezmada. En gran parte, esto se debe a que el hombre es quien tendía a ser enviado a la guerra.

Estas cifras demuestran que el hombre también está en desventaja y sufre muchos males sociales. Al fin y al cabo, son tan humanos como las mujeres. Pero eso no significa que la mujer haya dejado de sufrir violencia de cualquier tipo. Según la ONU, el 50% de la población mundial femenina sigue sufriendo violencia y que el 70% de ella lo han sufrido alguna vez.

Según dicho organismo, el 38% de las mujeres también son asesinadas por su pareja o en el ámbito en el que viven, siendo a su vez el 35% de ellas víctimas de algún abuso en dicha estadía.

120 millones de niñas han sufrido violación o contacto no consensuado. La trata de personas sigue siendo un problema serio en todas partes del mundo y millones de niñas siguen sufriendo la ablación genital, inclusive en algunas comunidades de Occidente.

Mencioné que en las guerras los hombres son violados o castrados como método de intimidación y desmoralización al enemigo, eso no deja de lado a las mujeres, que por supuesto lo sufren y lo sufrieron sin cesar, siendo muchas veces forzadas como parte de humillaciones en público, frente a sus familias, o bajo amenazas para que fueran en manos de alguno de sus familiares como padre o hermanos.

En países, como China en 1978, donde se impuso la cultura del “niño hijo único” los números de abortos por selección han aumentado, con tal de evitar el nacimiento de niñas.

Si todas estas cifras y datos hacen que sigas pensando que el feminismo es innecesario y obsoleto es porque no lo has entendido bien o no quieres comprenderlo. Si piensas que el mundo ya ha alcanzado el poderío de la mujer y que ya no sufren ningún mal es porque o bien has vivido toda tu vida sin sufrir ninguna clase de represión y rodeada de gente de igual cualidad, y no quieres mirar a tu alrededor o bien porque afirmar que la mujer sufre desigualdad y abuso, consideras que sería como negar que el hombre también se halla en un status similar, inferior o superior.

Al fin y al cabo, cuando hablamos de problemáticas sociales es sobre humanos, ser hombre o mujer no tiene nada que ver.

La lucha a favor y en contra del feminismo se ha vuelto en una guerra de sexos y una especia de competencia por ver quién es más víctima o menos, como si eso ayudara realmente a resolver los problemas.

Si algún día de tu vida no has oído ningún comentario machista o sexista de cualquier tipo ni has conocido a nadie que haya sufrido violencia, le doy la bienvenida para que se queje de cualquiera de este tipo de luchas. Pero no se debe olvidar que ello sería argumentar en base a un razonamiento únicamente vivencial, porque que tú no hayas vivido algo no significa que no esté sucediendo en el mundo. Y que una experiencia haya sido como tal no desarrolla un conocimiento irreprochable, solo forma una experiencia defendible circunstancialmente. Porque un hombre o una mujer hayan abusado de su pareja no significa que todas las parejas son así o que todos los hombres o mujeres son así. Crear datos y darlos por hecho basándonos en una única prueba vivida por nosotros no nos vuelve aptos para crear posturas y atacar otras indefectiblemente.

Todavía hay muchos cabos sueltos y dificultades que enfrentar. El feminismo ha logrado objetivos sin precedentes y sigue haciéndolo. De hecho, si no fuera por él no estaría aquí escribiendo estas palabras ni tendría un pequeña voz con la cual opinar por el simple hecho de que soy mujer. Pero ¡esperen! Me faltó decir que si fuera hombre tampoco podría, porque decir algo así en una época no feminista equivaldría a ser acusado de cualquier manera despectiva por no pensar “como hombre”. Así que feminismo no solo encierra a la mujer, una palabra que destila mucho de por sí sola.

No te invito a que aceptes o rechaces el feminismo. Es tu elección. Pero sí te invito a que pienses al respecto y consideres si es crítico tacharlo de una sola cosa sin más ni menos, seas hombre o mujer.

10-frases-feminismo-960x623

No olvides que el feminismo es mucho más que sufragio y derecho al trabajo. No olvides que es la suma de las voces de todos los oprimidos y oprimidas que lucharon y de quienes no pudieron o todavía no pueden luchar.

 

<<El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente>>

Simone de Beauvoir.

 

FUENTE IMÁGENES: https://s-media-cache-ak0.pinimg.com
http://www.yourdemocracy.net.au
https://littleparrot.files.wordpress.com
http://k30.kn3.net/6/0/6/9/B/A/CAD.jpg
http://ep01.epimg.net/
www.belelu.com

FEMINISMO: Un breve recorrido histórico (PARTE II)

Si no has leído la PARTE I, te recomiendo hacerlo antes de continuar...

El feminismo ha dado lugar a muchas disciplinas hoy en día. La definición es amplia. Celia Amorós reconoce en su denominación la defensa por lo genéricamente humano desde todos los géneros posibles. Nancy Cott cita la invalidación de jerarquía de género.

Este movimiento es un ataque a la visión androcentrista y su origen se remonta a los tiempos de la Ilustración, que como Amalia Valcárcel dijo “Es el hijo no querido del mismo” porque se apega a los términos sobre igualdad y autonomía pero el movimiento en sí no fue feminista.

Desde aquella época podríamos hablar entonces de una incipiente fase en el movimiento, que muchos conocen como la polémica feminista, ya habiendo dado señales durante en preciosismo en la Edad Media.

Cabe destacar que la cronología sobre el feminismo tiene varias interpretaciones, esto se debe a que muchos actos pioneros, al ser pocos y muy diferenciados entre sí, no pueden considerarse como un movimiento propiamente dicho, lo que hace que muchos historiadores luntitledos engloben en una primera ola o los descarten, colocando los sucesos de la segunda en la primera.

Estos sucesos “descartados” (ubicados antes de la Ilustración) han sido entonces agrupados también en lo que se conoce como protofeminismo, feminismo premoderno o memorial de agravios. Según Simone de Beauvoir la primera mujer feminista que defendió a las mujeres con la pluma fue Christine de Pizan en el siglo XV. El protofeminismo se destacó por la polémica en torno a la tradición europea del siglo XII donde la sociedad estamental sostenía ciertos roles de géneros justificados bajo creencias religiosas. Las mujeres participaron en hitos históricos muy importantes sin ser reconocidas.

Remontándonos a la época de la Ilustración, son pocos los filósofos y autores que reconocieron a la mujer. Rousseau fue un ejemplo de esto al incluirla en el concepto de estado liberal. John Stuart Mill, de igual manera, concediendo a ejemplos de su mismo sexo tal honor. Pero el suceso más destacable en manos de una mujer fue la obra “Vindicación de los derechos de la mujer” en 1792 por Mary Wollstonecraft.

Al mismo tiempo, Josefa Amar y Borbón, en la Real Sociedad Aragonesa de los Amigos del País, se dedicaba a escribir numerosas obrar de dicha índole.

Olimpia de Gouges con su “Declaración de los Derechos de la Mujer y la Ciudadanía” en 1791, fue otra mujer destacada en aquellos tiempos que murió guillotinada por sus ideas durante del Reinado del Terror en Francia.

Estos últimos hechos relatados, a partir de la Ilustración, pueden considerarse como parte de la primera fase de la primera ola. Dejándonos con la segunda fase, y muy bien conocida por todos: el sufragio femenino.

Siendo ubicada entre los siglos XIX y XX, se ha dado principalmente en Inglaterra, Estados Unidos y otras partes como Latino América, con sus respectivos años de procedersufragistas25252001.

La ola se centró en los derechos de propiedad, para obrar, derechos frente al matrimonio y políticos, como el voto; buscando explícitamente lograr las mismas posibilidades adjudicadas originalmente al hombre.

En Estados Unidos se resaltó la Convención de Seneca Falls en 1848. En Inglaterra las suffragettes, lideradas por Emmeline Pankhurst. Ambas potencias llevaron el reclamo al activismo, logrando con el tiempo, otro de sus objetivos, la abolición de la esclavitud, lo que incluye en el movimiento a las mujeres negras. Esto último generó un nuevo conflicto, esta vez entre las mujeres, el cual fue la desigualdad que existía entre la capacidad de reclamo feminista entre las mujeres blancas de alta sociedad y las mujeres negras u obreras, creando una especia de subdivisión.

Luego de que ambas potencias aprobaran el sufragio femenino, en 1928 en Inglaterra (sin contar 1918 cuando solo se le permitía a las mujeres de más de 30 años y propietarias), y 1920 en Estados Unidos, los demás estados europeos y algunos países latinoamericanos siguieron los mismos pasos.

Cuando el activismo fue claudicando poco a poco, tras la Segunda Guerra Mundial, se empezó a hablar entonces de una segunda ola a partir de 1960 hasta los ’90. Esta se conoció como “Movimiento de la Mujer o de la liberación de la mujer” centrándose en nuevos aspectos como la sexualidad, la familia, el trabajo, la reproducción, etc.

Una representante muy conocida fue Simone de Beauvoir con “El Segundo Sexo”.

Esta ola pretendía fundamentalmente llenar las lagunas que la ola anterior no había logrado acaparar, ya que no fue una forma sustantiva de modificar el rol de las mujeres. Por un lado, el sufragismo seguía contando con las propias limitaciones del liberalismo burgués, y por el otro, era una época de auge de las revoluciones socialistas, cuyas ideas de igualdad hacia el proletariado se consideran hoy en día teñidas de ideología patriarcal (Patriarcado: término que se refiere a la distribución desigual del poder entre el hombre y la mujer, donde ellos contarían con la preeminencia hegemónica en muchos aspectos como los derechos sexuales, políticos, civiles, etc.).manifestacic3b3n-feminista-960x623-1

La segunda ola se adjudicó la lucha de la libre sexualidad y el pleno goce del sexo por parte de la mujer. Se denuncia el comportamiento doméstico donde la mujer se ve obligada a adquirir el rol de crianza de los niños por su condición biológica reproductiva, y la obligación de los quehaceres domésticos.

En este período es donde se empieza a denotar aún más las ramas del feminismo, siendo más conocidas, la radical, la liberal y la socialista.

El feminismo radical es el que ha sido más duramente criticado. Esta rama sostiene que la mayor contradicción social recae sobre el sexo. Propone una nueva organización social donde las comunidades vivan en parejas y amigos sin formalidades legales. Esta clase de feminismo se opone a casi todas las organizaciones, mandatos y leyes por considerarlas nacidas de un sistema patriarcal.

El feminismo socialista coincide bastante con el anterior pero aplica su lucha al desafío en contra del modelo capitalista.

Finalmente, nos encontramos con la ola surgida en 1990 hasta el presente: la número 3.

Ésta, al igual que la segunda, nació frente a las fallas de su predecesora. La misma aplica nuevos matices al modelo femenino desarrollando divisiones que engloban las diferencias raciales, étnicas, sociales y económicas de las mujeres.30-chanel-protest-signs-w529-h352-2x

Ésta se caracteriza por el post-estructuralismo. Cuestiona los roles y conceptos asumidos por el viejo feminismo e incluye nuevas teorías como la queer o defensas hacia la sexualidad dejando abiertos debates en pos de la prostitución o la industria porno.

 

Continuar leyendo en la PARTE III...

 

FUENTE IMÁGENES: https://cortesdemangas.files.wordpress.com/
http://1.bp.blogspot.com/
http://cdn3.upsocl.com/

 

FEMINISMO: La Guerra de los Sexos (PARTE 1)

Feminismo…. Una palabra que al igual que política o religión es capaz de desatar todo tipo de repercusiones, debates y preguntas que no necesariamente deben considerarse inoportunas o indebidas en todos los casos.

El feminismo es un movimiento bastante arraigado en el conocimiento general de las sociedades urbanizadas y desarrolladas, principalmente de Occidente. Esto, obviamente, no significa que esté obteniendo su eficacia buscada en todas las partes del mundo, sino que probablemente el usuario que esté leyendo esto ahora mismo tiene algún mínimo conocimiento de lo que la palabra arrastra y concibe consigo.

feminismo

Considero propicio aludir a su definición oficial a partir de la cual todos estamos habilitados a sacar nuestras propias conclusiones.

Feminismo: <<conjunto heterogéneo de movimientos políticos, culturales y económicos que tienen como objetivo la reivindicación de los derechos femeninos, así como cuestionar la dominación y la violencia de los varones sobre las mujeres y la asignación de roles sociales según el género>>.

Como muchos lo habrán notado posiblemente, ésta definición ha sido extraída de Wikipedia, ya que la he considerado bastante apropiada.

Etimológicamente, es un neologismo francés formado a finales del siglo XIX, a partir del cual fue acuñada y utilizada en varios escritos, siendo oficialmente acogida en el diccionario de la lengua española en 1914. En ese entonces, era definido como “Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados ante a los varones”. Más tarde, en 1992 es reemplazada por “Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los varones”.

En los últimos tiempos, el feminismo ha sido terreno de diversos debates y conflictos, creando bandos bien definidos y otros no tantos acerca del porqué el feminismo debe seguir siendo aplicado o sobre porqué no. Grupos que defienden el derecho de la mujer y continúan sosteniendo la supuesta supremacía del hombre, mientras que en la otra cara de la moneda nos encontramos con los mismos colectivos invirtiendo los géneros (hombre y mujer) que su lucha propone y significa. Con esto me refiero, a que ha quedado muy claro, especialmente en Internet, el nuevo cariz asumido por la actual ola del feminismo. Podremos hallar argumentos de lo más críticos e intermedios posibles hasta aquellos extremistas donde hombres y mujeres dirán que el feminismo es una farsa y un antónimo de la igualdad. Donde dirán que las antiguas olas tienen su debida justificación dejando en menester a la tercera. O que en los tiempos actuales ya no necesitamos del feminismo. Que se ha convertido en la forma femenina del machismo para lograr la hegemonía de la mujer, como una especia de venganza histórica. También, y uno de los argumentos que más me ha movido personalmente, en aspectos intelectuales, es aquel que sostiene que el feminismo se ha encargado, implícita o explícitamente, a ocultar o quitar la atención sobre las necesidades del hombre y los conflictos o injusticias que lo aquejan, los cuales pueden ser de igual índole al de las mujeres.

Uno de los aspectos más notables cuando podemos leer o escuchar estas defensas en pos o no del feminismo es el uso de cifras. Sí, cifras sacadas a partir de estudios de diversos campos, a partir de encuestas, observaciones, publicaciones, etc. Obviamente, cuando alguien se encarga de defender su postura va a elegir los datos más favorables para aumentar la propia credibilidad. No es algo nuevo o extraño. Lo incongruente, si se me permite denominarlo así, es el uso de dichas cifras y las frases denominadoras generales del tema expuesto. ¿A qué me refiero con esto? He leído varios de estos textos donde he notado que sin importar la postura adoptada, se defiende la premisa “La igualdad es tanto para el hombre como para la mujer” seguido por cifras que o bien, podrán al hombre en un lugar de víctima de casos reales, o viceversa. La cuestión es que, suponiendo que todos los estudios citados sean ciertos o no, podríamos decir que las cifras son verídicas en ambos casos, pero la manipulación de presentación permite que alguno de los dos sexos siempre quede en desventaja. Aclaro que no estoy defendiendo a ningún sexo ni afirmando que exponer cifras es de manipulador y mentiroso. Sino que apunto al empleo ventajoso que puede realizarse con ello.

Por supuesto, también he hallado escritos y demás publicaciones donde esta exposición es de lo más imparcial posible. Hombres y mujeres están en igual condición de desventajas dependiendo de muchos factores como la cultura, la ubicación, propios rasgos de personalidad, personas del entorno, etc.

Dicho esto, espero haber dejado claro que no apunto a ningún objetivo sexista o denigrante o inclusive desigualitario. Reconozco que hablar del feminismo, como he dado a entender con mi introducción, es un tema delicado y controvertido de diversas opiniones y cuestiones. No olvidemos que muchas veces nuestras creencias y principios pueden y deben ser cuestionadas, y muchos de esos huecos han de poder replantarnos lo que solíamos creer y defender.el-feminismo-busca-la-igualdad-entre-ambos-sexos

Otro obstáculo que he observado en susodichos debates es la falta de información. Todos los días y sin necesidad de un futuro en el tema, tenemos material de sobra para hablar al respecto. Ya de por sí, me he propasado escribiendo y ni he llegado a citar algo oficialmente más allá de mis propias aclaraciones. Para hablar del feminismo debidamente sobra decir que un libro sería lo bastante apropiado, como mínimo. Varios eruditos ya han escrito al respecto y siguen haciéndolo. Por lo tanto, resulta muy sencillo pasar por alto algún material de interés para dicho movimiento, lo que nos vuelve a todos proclives a caer en desacuerdo con alguien. ¿Por qué aclaro tanto esto? Porque en todos los portales cibernautas que vayan a encontrar algún debate o presentación al respecto es seguro que como mínimo habrá 5 personas en desacuerdo. Y no siempre el mismo es presentado con el debido respeto. Ni hablar si tenemos en cuenta el género de quien lo presenta, porque no cabe ninguna duda de que, mayormente, cuando un hombre se queja de algún posible defecto en el movimiento vaya a ser acusado de machista, y si hablamos de una mujer, traidora para con su sexo. Mi pregunta es ¿Este encare significa igualdad? Porque parece que la libertad de expresión se ve todavía muy condicionada por los rasgos físico-sexuales. Y esto es algo que puede ser tomado para comentar por cualquier bando sobre dicho tema. Ya sea machista, feminista o hembrista.

Lo cierto es que el feminismo es un movimiento que ha sido duramente golpeado y galardonado por igual. Ha sido exponencialmente tergiversado y manipulado por donde se lo mire. Porque si vemos los resultados hoy en día tenemos de todo. Beneficios y perjuicios. Todo, claro está, porque depende de las manos que usaron al movimiento. El feminismo no es una diosa ni ninguna personificación, es una herramienta de lucha para ambos géneros que, admito, se ha utilizado bastante para defender principalmente a la mujer, pero no olvidemos que ha nacido fundamentalmente en manos del sexo femenino, aun sabiendo que también han existido hombres feministas; pocos en comparación.

Porque varias mujeres hayan utilizado al feminismo como escudo y defensa en reiteradas ocasiones y que de ello haya sido fruto muchísimas falacias sobre el hombre e incluso el feminismo institucionalizado que ha dejado en desventaja al hombre frente a la ley (no siempre), no convierte a este movimiento es el sexismo de la New Age. Trataré de reelaborar lo dicho. Todos tenemos el derecho de expresar nuestra opinión, eso queda claro. Todo movimiento tiene sus defectos y fallas, y el feminismo como tal lo tuvo y lo sigue teniendo, pero no por ello se lo debe condenar en su totalidad. Si nos dedicaremos a criticar los estragos que produce hoy en día no podemos negar e ignorar que lo pretendido no ha sido cumplido en su totalidad aún. Estamos hablando de culturas y países, inclusive donde “feminismo” es una palabra que ni siquiera forma parte de su lenguaje cotidiano. Cuando vivimos en un país cuya cultura y forma de vida es relativamente civilizada, ya que crimen y horror hay en todos lados, es fácil creer que los horrores de los viejos tiempos ya no existen. Porque oír en las noticias sobre niñas que siguen sufriendo de ablación o países en guerra donde las violaciones son aún mayores, cuando oímos de la trata de personas o la prácticamente inexistencia de las mujeres en cargos importantes en países como los del Medio Oriente, sentimos que son solo eso, noticias. Porque siendo honestos, si bien muchos somos conscientes al respecto, no vivimos (en su mayoría) pensando en esto las 24 horas del día. Seguimos con nuestras vidas diarias y si vivimos en países donde el feminismo ha logrado con mayor eficacia sus logros, hablaremos desde la propia experiencia. Entonces cuando oigo a personas diciendo que el feminismo es historia vieja y que las feministas son mujeres victimarias y no viven en el ahora, pienso “¿En qué momento la mujer obtuvo el pleno poderío de todos sus derechos en todo el mundo?”. Y no por esto, significa que el hombre es el único culpable porque no todos los hombres del mundo son violentos, violadores, machistas, bestias y demás. La mujer sigue sufriendo violencia y desigualdad, es un hecho. ¿Quiénes son los culpables? ¿El hombre? Mi respuesta: no. ¿Algunos hombres, mujeres, culturas, religiones, estereotipos? Mi respuesta: Sí. No hace falta viajar a una cultura escondida a la vista para verlo. En las noticias de tu propio país oirás a diario sobre mujeres que sufren de violencia de género, esposas y novias asesinadas por celos o por acoso sexual. Y ni siquiera necesitamos de la violencia activa para nombrarlo. El hecho de que día a día veamos modelos semidesnudos es violencia de por sí. Tanto hombres como mujeres sufren el ideal del físico que debe ocupar determinadas medidas y proporciones, incluyendo ciertos estándares de belleza como la depilación. Sin embargo, este punto es fácilmente discutible porque si hablamos de la vida cotidiana o de las cifras en trastornos alimenticios podríamos afirmar que la mujer sufre mayor presión.312564_295199613841362_205876559440335_1103642_1163515827_n

 

Continuar leyendo en la PARTE II...
FUENTE IMÀGENES: http://pmincorrecto.org
http://significado.net/
https://i1.wp.com/www.enlacejudio.com/

 

 

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2015 de LA ERUDITA LIBERTARIA!!!

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 540 veces en 2015. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 9 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

 

Les deseo un muy FELIZ AÑO NUEVO y empecemos el 2016 con todas las fuerzas. Esperemos que este blog siga creciendo aún más y más y que en este nuevo año prosiga de manera próspera, con muchas nuevas entradas y más participaciones bloggeras.

Muchas gracias a todos aquellos que han visitado mi blog, comentado, leído, linkeado, re-posteado y leído mis posts. Sin ustedes, gran parte de esto no hubiera sido posible.

Esperemos que nuestra comunidad siga creciendo día a día y podamos ser muchísimos más.

Y aquí, como toda conmemoración ceremonial propia de nosotros, los humanos demasiado humanos, un detalle poético… Con ustedes, “Oda a la tarde del 31 de Diciembre” de Enrique García Máiquez, con una pequeña modificación en uno de los versos para hacer coincidir el año 😉

No sé,
pero algo tienes tú que ver conmigo,
tarde del 31 de diciembre,
retal del año que le sobra a todo el mundo.

No eres más que el recuerdo de un pasado festivo
y la espera de las ilusionadas
luces del Tiempo Nuevo: paréntesis vacío
–la gente, fatigada y como ausente,
tirada en un sillón– entre dos sueños.

No sé, pero estas cosas –cansancio, copas sucias
en un rincón, ese silencio inmóvil,
ese in-vivir entre un ayer resplandeciente
y la luz y la música de una vida distinta–,
de alguna forma extraña,
no sé, se me parecen a mi vida.

Tampoco hay que descartar (y menos en las actuales circunstancias) que haya muchísimos que vean en el fin de año un descanso largamente esperado. No sé cuántos “Hasta nunca” se suspirarán esta noche, pero nadie lo silabeará mejor ni con más alivio que el japonés Yasui (1657-1743):

este año
incluso este año
toca a su fin

Ese alivio va de la mano de la esperanza en el nuevo año. Incluso basta a veces, porque siempre hay esperanza, con el deseo de una esperanza. O con su recuerdo. El gran maestro que es Issa fue capaz de mezclar el agua de la memoria y el aceite de la ilusión en tres versos luminosos:

¡Ah! ¡Ser como
un niño
el día de Año Nuevo…!

Ya esa esperanza que, saltándose los tiempos, es el recuerdo de un pasado, nos señala, pudorosamente, a la eternidad, que es el asidero del tiempo: el punto inmóvil del centro del reloj, alrededor del cual giran las manecillas. Enrique Baltanás aprovecha el impulso del salto de fin de año para pegar el kierkegaardiano salto definitivo. En este poema se vuelve, como en el primero de nuestra colección de campanadas, a trascender la temporalidad. Pero aquí sin tanto asombro metafísico, con un decisivo golpe de voluntad (que nunca nos falte).

31 DE DICIEMBRE DE 2015-1 DE ENERO DE 2016

Un año más… o menos…
¿Qué importa el tiempo que inflexibles rigen
reloj y calendario?
¿La vida es esta de hoy… o de mañana…
o quizá la de ayer…?
Lo vivido se agolpa en la memoria
y aún abres con temblor la nueva agenda
y en ella anotas, firme, tu propósito:
Vivir para lo eterno, donde un tiempo
sin tiempo te rescate
de las sombras fugaces de los días,
de la arena que cae en el reloj,
sin sueño y sin descanso.
Un año más…
o un año menos…
Que el hoy sea para ser mañana

FELIZ AÑO NUEVO QUERIDOS ERUDITOS.

Happy New Year!.gif

SE LOS DESEA LA ERUDITA LIBERTARIA.

Fuente imagen: http://www.teletica.com/multimedios/imgs/175323_620.jpg

Los números de 2015 (Todo un año bloguero!!!)

DEEP WEB: el lado oscuro de la red

“La libertad consiste en poder hacer lo que se debe hacer”

-BALTASAR GRACIÁN

“La libertad es el derecho que tienen las personas de actuar libremente, pensar y hablar sin hipocresía”.

-JOSÉ MARTÍ

La Deep Web… Crímenes por aquí, ideas libertarias por allí, leyes digitales repartidas… la revolución humana dentro de la era digital.

De ello se trata “Deep Web”, el documental dirigido por Alex Winter y estrenado este mismo año.

La película se interna en los misteriosos rincones de lo que se denomina la “Deep Web”. Para quienes no lo sepan, se trata, tal como lo indica su nombre, de la “Internet Profunda”. Es decir que es una porción considerablemente grande de Internet, la cual supera a la Surface Net, la Internet superficial en la cual navegamos normalmente.

Siendo 500 veces más grandes, la Deep Web, comprende una base de datos cuyos motores de búsqueda comunes, como Google o Bing, les resulta imposible acceder. Pues, los únicos medios son códigos, la proxyficación de muchos proxys y el uso de pseudónimos de nivel superior, como “.onion”, desarrollado originalmente por la Armada de los Estados Unidos.

Esto, visto desde un punto de vista básico… La información de la Deep Web consiste en plataformas dinámicas cuyos datos resultan imposibles de indexar, y por tanto de rastrear.

Uno de los mayores problemas que manchan la reputación de la Deep Web y alientan la proliferación de mitos, provocando que el uso de este término sea como nombrar un lugar oscuro dentro de las profundidades de la Tierra, es que facilita los crímenes. Pues, por un lado, los flujos de información son lo suficientemente rápidos y cifrados como para no dejar rastro. En este plano sumemos un nuevo actor, el “Bitcoin”, una moneda electrónica 99% efectiva que permite que compradores online realicen compras de manera “anónima”, garantizando la efectividad de la oferta y demanda privada. Existen otros bancos online, pero el más famoso, desde el 2012, es Bitcoin. Estos recursos son los que facilitan las compras ilegales, entre ellos, el tráfico de drogas.

En otros aspectos, la Deep Web es un lugar libre de leyes, a excepción de contratos o normas que los mismos usuarios pueden hacer, esta misma cuestión es de la que se habla en el documental. Es en este punto donde comenzamos a notar la nueva dimensión de existencia del ser humano. Los derechos y leyes de la política y la ciudadanía se volvieron obsoletos. Parece que finalmente estamos llegando a la cumbre de las tan desarrolladas visiones distópicas post-apocalípticas tecnológicas de los cyberpunks.

Otros lados oscuros de la “Dark Net”, corresponden a la presencia de sicarios o el fácil acceso que se tiene a la pornografía infantil u otros contenidos referidos a asesinatos, parafilias, etc.

En otros términos, nos encontramos con la ausencia de censura y la enorme accesibilidad de información, dependiendo de los niveles de la Deep Web. En los niveles más profundos podemos encontrar archivos secretos de gobierno o académicos. Y esto último es lo más discutido y comentado por la filosofía libertaria.

El documental citado, abarca en aspectos generales, esta visión panorámica de la Deep Web. Pero, a lo largo del mismo, se nota cómo el hilo de desarrollo se dirige al mercado negro más famoso, en sus tiempos, de tráfico de drogas: Silk Road, que en inglés significa “Ruta de la Seda”, en honor a la red de rutas comerciales históricas organizadas a partir del negocio de la seda china desde el siglo I a.C., por todo el continente asiático, desde, valga la redundancia, China hasta los reinos hispánicos europeos. Este matiz de significados se debe al alcance mundial de este mercado negro.

Silk Road fue lanzado en 2011 y podía ser accedido por cualquier usuario de TOR. Según el documental, no se sabe con certeza quién fue el creador, pero, en su apogeo, el administrador era “Dread Pirate Roberts”, quien fue identificado como Ross Ulbricht, según el FBI, y luego de que el sitio se cerrara, su reintegración fue recibida con menos popularidad que antes, ya que otros mercados como SheepMarket y The Black Market Reloaded habían cobrado fama durante su ausencia.

El documental inicia con un discurso del ciberpunk británico Amir Taaki, donde argumenta como muchos fascistas se ocultan bajo la apariencia de “caballeros blancos”, y anuncia de que es momento de que la “clase tecnológica” recupere su soberanía.

En un primer momento, Alex Winter, buscó centrarse en la Dark Net, Bitcoin, la encriptación, criptomonedas, etc. Pero a medida que sus investigaciones avanzaron, se dio cuenta que el significado que ostentaba la historia de Ross iba más allá de un mercado ilegal de drogas.

En sus palabras: <<(…) Entonces, lo que sentí que era lo correcto por hacer, éticamente y como un narrador, era presentar una imagen de este momento extremadamente extraño en el tiempo. Hubo personas reales allí. La mayoría de ellos estuvieron involucradas en la privacidad y el anonimato de Internet antes de que Ross Ulbricht lo estuviera.

Esto es lo que ellos piensan. Esto es lo que el gobierno piensa. Esto es lo que los libertarios piensan. Esto es lo que los criptoanarquistas piensan.

Esto es lo que todos los principales jugadores del mundo piensan.

Éste es un film que no pretende ser frustrante, pero no pasa desapercibido, que en este caso, resulta frustrante en muchos niveles>>.

Las últimas líneas dan a lugar a pensar que el propio Alex Winter se contradice a sí mismo. Pero no, lo único que afirma y trata de aclarar es que su documental es uno de los más críticos posibles. No lo enmascara bajo un sombrero blanco o uno negro. Esto puede ser validado en la gran cantidad de filmaciones a columnistas y especialistas en criptografía que encaran el lado bueno y el lado malo de la Deep Web.

El film presenta el tema desde un punto de vista filosófico y político-diplomático. Silk Road no es visto solo como un mercado negro de drogas, sino como una manifestación de la revolución digital, como una nueva unión de las personas.

Dread Pirate Roberts incluía muchas reglas en el sitio, evitando cualquier clase de acto relacionado con asesinatos o pornografía infantil. Es en todo este bullicio donde encontramos las inserciones de sus ideas libertarias, presumiblemente económicas libertarias.

Para entenderlo mejor, el libertarismo es una rama de la filosofía, cuyo pionero, según algunos estudiosos, fue Locke, quien creía que en el Estado de la Naturaleza, todos los hombres eran libres e iguales. Pero el libertario contemporáneo más influyente fue Robert Nozick, con su trabajo titulado “Anarquía, Estado y Utopía”.

El libertarismo, políticamente, se enfoca en la vigencia suprema de la libertad individual, cuyo límite es el derecho ajeno. Partiendo del liberalismo clásico y la filosofía anarquista, se aplica el principio de no agresión, es decir, toda relación humana debe ser producto de pactos a voluntad, y la fuerza solo puede usarse en defensa propia o cuando se incumple algún contrato.

Con estos principios, los libertarios se oponen a cualquier intervención por parte del Estado en decisiones referidas al cuerpo y los bienes.

La Deep Web, escondida de cualquier clase de ley, es la dimensión idónea para estos principios, más allá de las posibilidades criminalísticas.

Ross se enfocaba, principalmente, en la teoría económica liberal, desarrollada durante la Ilustración, en el siglo XVII, y elaborada por Adam Smith, un profesor de Lógica y Filosofía Moral formado en Glasgow y Oxford.

Sin embargo, el país que más sobresalió bajo este modelo fue Francia. Smith consideraba que la conducta humana obedece al egoísmo, la conmiseración, el derecho de ser libre, el sentido de la propiedad, el hábito del trabajo y la tendencia al intercambio. Pensaba que el hombre en libertad, conduce al bien común, en función de su propio beneficio. De esta manera, el ser humano es conducido por una mano invisible a promover un fin que no entra en su propósito, el bienestar general. Estas bases liberales son las que lo llevaron a idear la libre interacción entre oferentes y demandantes, sin ninguna intervención por parte del Estado.

Otro tópico ilustrado es la guerra del narcotráfico. Silk Road era visto por Ross y sus defensores como el “arma piadosa” contra esta guerra. Y para legitimar ello, se incluye a Neill Franklin, director de LEAP, una asociación policíaca a favor de la legalización de las drogas.

Neill asegura que luego de sus experiencias trabajando como policía de Maryland, la prohibición de las drogas resulta contraproducente para la seguridad pública. En este contexto se abarca la violencia policiaca. Planteado en este contexto, el consumo de drogas parece algo inevitable, así que, legalizarlo en el medio online, luce como una alternativa menos dañina que la presente.

Como dijo Winter en una entrevista: << (…) No es blanco o negro. Silk Road fue el trabajo de personas jóvenes, inteligentes y de mentes idealistas que no estaban allí solo por dinero. Ellos realmente buscaban cambiar el mundo. Eso no significa que ellos son increíbles. Sólo es un hecho. Y el hecho es que Silk Road lo logró. Ha cambiado al mundo. Ya hay una proliferación de mercados online que están comenzando a descentralizarse de una manera muy efectiva como para detenerse. Estamos en la infancia de esta era.

¿Es eso bueno? ¿Redujo el crimen e hizo el tráfico de drogas más seguro? Claro que sí. Ha removido muchísimo el daño y la violencia que conlleva comprar drogas de distribuidores y vendedores del mercado negro. ¿Es una especie de panacea para el mundo de las drogas? Claro que no. ¿Está completamente alejado de los aspectos oscuros de las droga a partir de la interacción con el vendedor? Claro que no. ¿Pero tuvo algunos aspectos beneficiosos y positivos en el mundo de las drogas? Sí, lo tuvo. ¿Lo tendrán otros mercados? Sí, lo tendrán, también>>.

La forma de actuar del gobierno y el FBI no se sabe con certeza, y es un punto que se plantea en el film. No se sabe si la cuarta Enmienda (garantía de la constitución estadounidense que solo permite investigaciones o registros en búsquedas supervisadas por jueces y bajo una “causa probable”) pudo haber sido violada, y si se hallan usado métodos ilegales como el hackeo.

En mi opinión personal, el documental esconde muchos aspectos importantes. No solo se habla de la Deep Web como un lugar oscuro que facilita el crimen, sino también como un arma en contra del fascismo y la dictadura. Tenemos mucha historia para ser conscientes de que ningún sistema se puede adaptar a las necesidades del ser humano. Como afirmaba Nozick en su tesis: “si se quiere preservar la libertad no se puede sostener ningún “modelo” de distribución y, además, que cualquier modelo que se elija o se imponga es injusto”.

El ser humano merece el derecho de privacidad y libertad, tanto para expresarse, como para informarse, y poder elegir. Estas elecciones no deber girar alrededor de las opciones más mundanas como marcas de ropa, autos, comida… Estas opciones deben girar en torno a los rincones más profundos de nuestras personas. No eres lo que vistes, no eres lo que comes, o lo que tienes, eres lo que piensas y lo que sientes.

¿Cómo podemos estar seguros de que lo que pensamos ha nacido verdaderamente de nosotros? Vives rodeados de medios de comunicación con limitaciones. Vives bajo reglas morales y éticas. Has tenido una educación por parte de mayores. Vives bajo una cultura impuesta. Vives en esta nueva era.

Nunca sabremos si lo que mostramos como seres humanos puede ser distinto. Pero… ¿si no lucháramos tanto contra nuestra naturaleza, no sería este un mundo menos tensado y entrópico?

La libertad nos asusta en el fondo, y es muy difícil no confundirla con el libertinaje.

No estoy segura que legalizar la venta de drogas sea una de las mejores medidas posibles, pero es cierto que la violencia policíaca se reduciría. Lo “antiético” de la situación es que se estaría legitimando el daño auto infligido. Otro riesgo es que las personas bajo el efecto de las drogas sufren daños irremediables en los circuitos cerebrales, y por ende en el comportamiento. No es raro oír casos de asesinatos o ataques por parte de gente drogada.

La polémica del tema va muy lejos. Y cualquiera podría pensar que Ross y todos los libertarios podrías haber empleado otros medios para manifestar y defender sus ideas, más allá de un mercado de drogas online. No estoy segura si solo se trató de una estrategia para hacerse escuchar o de una excusa para disfrazar sus intenciones.

Tal vez el único medio para hacer que el mundo oiga es tomar las armas y prepararse para la guerra. Como dice el dicho “Si quieres paz, prepárate para la guerra”.

<<Algún día, podremos ser un faro de esperanza para los oprimidos del mundo, así como muchas de las almas oprimidas y abusadas que han encontrado refugio aquí.

¿Pasará del día a la noche? No. ¿Pasará en una vida? No lo sé. ¿Vale la pena pelear hasta el último aliento? Por supuesto.

Una vez que vislumbras lo que es posible, cómo podrías hacer lo contrario>>.

DREAD PIRATE ROBERTS

IMAGEN FUENTE: http://ia.media-imdb.com/

OTRAS FUENTES: http://www.deepweb.es/

www.wikipedia.org

http://www.csmonitor.com/

http://elbitcoin.org/

LA POLICÍA DEL PENSAMIENTO

<<Tener algo por cierto, mientras exista un solo ser que se negaría si pudiera, pero a quien se le impide hacerlo, es afirmar que nosotros y los que piensan como nosotros somos los jueces de la verdad. Pero jueces que resuelven la cuestión sin escuchar a una de las partes>>.

John Stuart Mills, filósofo autor de estas palabras en su libro “On Liberty” 1859.

¿Cómo puede el ser humano estar seguro de que su opinión es lo más próximo a la verdad objetiva sin conocer todos los puntos de vista posibles? Es la misma situación que se presenta cuando deseamos opinar sobre algo o prevernos sobre la calidad de alguna película o libro, oyendo las experiencias de otras personas.

¿Es posible que muchas veces nuestras experiencias se vean influenciadas por estas opiniones previas? Cuando vamos al cine, preparados para ver aquella película tan esperada, y de repente oímos a los anteriores espectadores saliendo de la sala, mientras comentan sus críticas nefastas, contagiándonos la energía negativa que puede plantar un cuestionamiento en nuestras mentes o un colosal derrumbe a nuestro entusiasmo.

John Stuart Mills concebía la libertad de expresión como el elemento esencial para descubrir la verdad. Filósofos de la Ilustración como Pach, Montesquieu, Voltaire y Rosseau sostenían que era el pilar para el avance de las artes, las ciencias y la auténtica participación política.

Como estos pensadores, sostengo los mismos principios. Desde un punto de vista general, claro está. Pero… ¿Hasta qué punto podemos afirmar que una sociedad conserva su estado de democracia reafirmando la censura indirecta y directa?

Claro que existen casos donde la censura puede resultar razonable. Pero, en dichas situaciones, estamos hablando de censuras críticas que no deben dejar de lado el objetivo fundamental: informar a la sociedad de una manera lo mayor imparcial posible.

¿A qué me refiero con imparcial?

Está claro que los medios de información del mundo dependen de los países y las culturas. Cada medio difundirá información de acuerdo al índice de popularidad, los valores dominantes y los objetivos políticos y propagandísticos. Por ejemplo, es muy común que según la inclinación política del canal de televisión que transmita algún noticiero, presente noticias, cuyo contenido y discurso incluya repetidas apologías negativas o a favor del gobierno vigente. Lo mismo ocurre en la prensa.

Censurar significa intervenir en los mensajes para “corregir” o “conducir” los discursos de acuerdo a la ideología imperante. Es un recurso primordial para la dictadura, que actualmente predomina en un sentido indirecto, al menos en gran parte del Occidente. Es una censura “invisible” que funciona mediante la extorsión a aquellos medios de comunicación que puedan peligrar la imagen de alguna entidad.

Encontramos varios tipos de censura, uno de ellos es la moral. La más controvertida de todas, ya que se refiere a la eliminación de material obsceno o que se considera moralmente cuestionable. Es la que se emplea para establecer el rango de edad “apto” para ver determinado material. Con este principio se censuran libros, películas… O se incluyen advertencias al principio. En mi opinión, es ridículo establecer que el rango mínimo sea a los 18 años. Es obvio que esto es una generalidad, pero el hecho de cumplir 18 años no significa que nos hemos zambullido de cabeza en la madurez plena. De un día para el otro no somos más sabios. Decir que la sabiduría se gana solo con la edad es una de las mayores falacias. La sabiduría se gana con las experiencias y el poder de análisis. No todos tenemos la suerte de vivir vidas plenas e inocentes, en algún momento debemos madurar y aceptar el horror.

¿Es realmente correcto prohibir contenido de esta manera a los menores? No sugiero que se les permita ver imágenes con contenido violento o de desnudez. Pero ¿Realmente estamos beneficiando su desarrollo intelectual retrasando la cruda verdad? En algún momento se enterarán de temas como la muerte violenta, el sexo, las drogas… ¿No es mejor acompañarlos en este aprendizaje desde el comienzo y a través de pequeños pasos? Postergarlo para la mayoría de edad, supone, en mi opinión, un estado de letargo que pone en peligro la formación de la personalidad de la persona. ¿Por qué se dice que la adolescencia es la etapa más dura en la vida de un ser humano? No es solo por el hecho de tener que afrontar cambios físicos y emocionales, o tener que ingresar a la vida adulta, sino que se debe también, a tener que aceptar realidades muy crudas y nuevas que destruyen la visión del mundo que teníamos. ¿No hubiera sido más sencillo que nos hubieran acompañado desde el principio? Ingresar en una nueva etapa aumenta la curiosidad, y tarde o temprano, terminamos descubriendo la mayoría de las cosas por nuestra propia cuenta. Estas revelaciones son las que inculcan aquel sentimiento de traición y shock. Y la aceptación es lo que lleva a la crisis, la pérdida de la bella ignorancia e inocencia.

Un niño por sí mismo, es obvio que tendrá dificultades para asimilar estas nuevas realidades, pero esto depende también de la imagen que le demos a estos tabúes. Los vicios son totalmente naturales en el ser humano, y una buena guía durante la infancia es lo que se necesita para mejorar esta angustia que oprime a la sociedad. Pero no debemos irnos de un polo al otro.

En épocas anteriores, el contenido explícito o implícito de sexualidad en la televisión era mucho menor. En los tiempos modernos resulta totalmente extraordinario no ver, por lo menos, alguna publicidad donde aparezca una mujer semidesnuda haciendo o diciendo cosas con mensajes subliminales sexuales. Hoy en día, somos continuamente bombardeados por esta clase de contenido, reforzando los aspectos más atroces de la sociedad. Pues, una vez más, se censura lo que resulta conveniente política e ideológicamente. Somos capaces de negar a un menor poder ver una película para mayores, y luego permitimos que observen el bombardeo mediática de shows televisivos machistas y transgresores de los derechos humanos, donde se promueve la estupidez.

Casos en donde esta clase de censura sí resulta lógica y estoy a favor, son aquellos concernientes a la pornografía infantil o donde las personas sean forzadas. Películas donde se hieren a animales…

Por otro lado, nos encontramos con la censura política, aquello que los gobiernos precisan aplicar para impedir la libre expresión e influir sobre la opinión de los ciudadanos, evitando una posible rebelión. De esta manera, se logra efectuar el control de las masas y crear una falsa imagen de honestidad sobre los líderes, suprimiendo toda publicación u opinión negativa.

Otra censura, predominante es la religiosa. Aquella, la cual está muy presente en el Oriente Medio, y se basa en el rechazo a toda publicación que ofenda la religión predominante.

Luego, nos encontramos con la censura a la educación. Muchos libros suelen plantear los temas desde un punto de vista influenciado por la historia personal de la nación o por los intereses gubernamentales. Por ejemplo, no es lo mismo que Japón hable del Holocausto Nuclear a Estados Unidos. En estos textos se suelen pasar por alto muchos detalles para manifestar a la nación como la víctima o la ganadora sin incluir los detalles sórdidos del asunto.

En la cultura popular y la música la censura es implacable y se refiere especialmente a la moralidad o la política del contenido.

De esta manera, podemos seguir enumerando casos. Lo cual demuestra el alcance de poder que las autoridades tienen.

La libertad de información y expresión es un derecho fundamental señalado en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y las constituciones de los sistemas democráticos.

La disponibilidad de información es el único medio que posee el ser humano para comprender si una idea es verdadera, relativa o mentira, como proponía Oliver Wender Holmes Jr. Y Louis Brandeis.

Es cierto que este argumento presupone una debilidad, la cual indica que la información expuesta carece de igualdad entre sus datos, al haber medios con mayor popularidad o facilidad de dirigirse a la gente. Es aquí donde los Estados deberían regular el acceso o la cantidad de emisiones posibles. Sé que es una idea un tanto izquierdista de igualdad, pero pienso que es la única manera de garantizar que la cantidad de emisiones no tenga influencia sobre la opinión del público, cuyo convencimiento puede ser alterado por ello. No obstante, seguimos hallándonos frente a un argumento débil puesto que los líderes que controlan esta frecuencia podrían estar ligados a partidos políticos o bandos de opinión. Resulta difícil imaginar una regulación justa sin corrupción alguna.

La libertad intelectual es la única que puede garantizar la formación del ser humano, tanto en su personalidad como en su sentido crítico. Mentes cerradas son más sencillas de dirigir.

No obstante, lo más polémico de la censura, es la moral y la ética.

Los medios de comunicación suelen justificar la censura con el respeto a las personas implicadas. Pero lo cierto es que, es muy común que la censura gire en torno a la fama de la persona y su nacionalidad. Rasgo típico de división intercultural, donde la gente se siente más afectada cuando ven morir o sufrir a alguien de su nacionalidad y no de otra parte del mundo, como si no fueran seres humanos. Gran parte de estas decisiones giran en torno a evitar el pánico colectivo en contra del gobierno propio, pero sí a favor del gobierno enemigo. Por ejemplo, en la programación estadounidense es muy común ver contenido anti-islámico. También podemos hallar una gran variedad de videojuegos donde se incluyen retos de batallas en Irak, Irán…

Informar al público de un hecho no debe implicar, necesariamente, la incorporación de detalles inescrupulosos. Por ejemplo, si estamos hablando de un asesinato, no es imperativo incluir una foto del cuerpo fallecido. Estos elementos no son más que adornos que buscan impactar al público para, nada más ni nada menos, que influir sobre la opinión. Y con ello, hablamos de rating. Temporadas donde los medios informativos ignoran gran parte de lo que sucede en el mundo para acosar a la gente con su programación repetitiva en torno al tema polémico que ha ganado la fama de la época del año. Esto suele pasar con casos de desapariciones o asesinatos de menores, ataques terroristas, guerras…

Uno de los más célebres escritores, reflexivos en estos aspectos, y luchador contra la censura, fue George Orwell, conocido por sus libros “Rebelión en la Granja” (el cual había tenido muchas dificultades para ser publicado) y “1984” (con su conocido término “La policía del pensamiento”).

En su prefacio sobre “Rebelión en la Granja”, había escrito:

<<Obviamente no es deseable que un departamento gubernamental tenga capacidad censora (salvo en casos concernientes a la seguridad, a lo que nadie se opone en tiempo de guerra) sobre libros no subvencionados oficialmente. Pero el principal peligro para la libertad de expresión y de pensamiento en este momento no es la injerencia del Ministerio de Información o de cualquier otro organismo oficial. Si los editores se esfuerzan en no publicar libros sobre determinados asuntos, no es por miedo a ser procesados, sino por temor a la opinión pública. En este país la cobardía intelectual es el peor enemigo al que tiene que enfrentarse un escritor o periodista, y ese hecho no parece haber recibido la atención que merece.

            Cualquier persona ecuánime con experiencia periodística admitirá que durante esta guerra la censura oficial no ha sido demasiado quisquillosa.

            Lo siniestro de la censura en Inglaterra es que en su mayor parte es voluntaria. Las ideas impopulares pueden silenciarse, y los hechos inconvenientes mantenerse en la oscuridad, sin necesidad de prohibición oficial.

            La misma censura aplicada en la prensa británica, funciona también en los libros y las revistas, igual que en las obras de teatro, la radio y las películas. En cualquier momento determinado hay una ortodoxia, una serie de ideas que se considera que las personas biempensantes aceptarán sin discusión. No es que esté prohibido decir esto, aquello o lo otro, sino que <<no se hace>>. Cualquiera que desafíe la ortodoxia dominante se ve silenciado con una eficacia sorprendente.

            En este momento lo que exige la ortodoxia dominante es una admiración acrítica de la Rusia soviética. Cualquier crítica seria o revelación del gobierno soviético es prácticamente impublicable>>.

 

            Los medios de comunicación suelen ser los más antidemocráticos del mundo. Y personas como escritores, periodistas, cantantes, protestadores políticos, defensores del medio ambiente, blogueros, y muchos otros intelectuales y defensores de esta libertad deben sufrir las consecuencias como la persecución política, el exilio, la extorsión, y en casos extremos, la desaparición y el asesinato.

Ejemplos hay muchos, como Edward Snowden, el consultor tecnológico estadounidense cuya fama se debe a las revelaciones que hizo sobre la CIA y la NSA. Este joven, se ha declarado a sí mismo, un gran defensor de la privacidad y la libertad intelectual. ¿El resultado? Ahora vive exiliado de su país, en Rusia, junto a su novia.

La verdadera libertad del ser humano solo puede lograrse permitiendo que cada uno desarrolle su propia opinión, derivando en una mejor toma de decisiones personales. La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo muestran. ¿Cómo pueden entonces creer que algunos países son mejores que otros sin conocerlos? ¿Criticar culturas sin haber oído los argumentos defensivos? Sí, estamos hablando de prejuicios… ¿basados en qué? En la opinión y la imagen difundida. No es casualidad que la opinión que tengamos sobre los países imperialistas y las grandes potencias sean más positivas que aquellos países subdesarrollados como en América Latina.

Lamentablemente, la censura crítica que respete valores sin dejar de informar sigue siendo una gran utopía. Pero algún día, deberemos dejar de lado la necedad reinante para abrir nuestras mentes y atrevernos a rompen los paradigmas impuestos socialmente hacia todos las ramas humanamente posibles. El humano solo puede evolucionar siendo capaz de cuestionarlo todo y defendiendo sus mayores derechos. Sin responder a las pautas que se nos han enseñado. Nadie dijo que es algo sencillo, pero ya es momento de que se comience a tomar conciencia sobre la gravedad del asunto. Mientras más sean quienes cuestionen esta censura, mayor será el flujo de información, y su correspondiente desarrollo.

“Corregir” implica que solo existe un único juez y una única verdad. Pero tu verdad puede que no sea la misma que la mía. ¿Alguno de los dos está mintiendo? Si tú ves un 6 y yo veo un 9 ¿estamos mintiendo? No, todo es una cuestión de percepción, pero ¿qué tal si no te permito que mires mi nueve desde tu perspectiva? Verás lo mismo que yo entonces.

No aceptes el 9 pasivamente. Es hora de destruir a la policía del pensamiento y tomar la realidad que nos pertenece. Como hubiera dicho Francisco Zarco “La libertad de información no solo es el arma más poderosa contra la tiranía y el despotismo, sino el instrumento más eficaz y más activo del progreso y de la civilización”.

IMAGEN FUENTE: http://guatemalademos.org/

EL PODER DE LOS INTROVERTIDOS

“El hecho de que el círculo de mis pensamientos sea más pequeño hace que yo lo recorra con más rapidez y frecuencia, y justo por ello puedo utilizar mejor mi pequeño patrimonio y producir mediante la forma una multiplicidad que le falta al contenido. Usted tiende a simplificar su gran mundo de ideas, yo busco variedad para mis pequeñas posesiones. Usted tiene que gobernar un reino, yo sólo una familia un poco numerosa de conceptos

Palabras dirigidas a Goethe y escritas en 1794 por el conocido filósofo alemán Schiller, quien, según Carl Jung, psicólogo y psiquiatra suizo, se trató de una figura renombrando de carácter introvertido.

Pero ¿Qué significa ser introvertido dentro del marco de una sociedad opulenta y sobrestimulada?

Vivimos en una sociedad occidental donde se premia la extroversión. Donde ser una persona habladora, que le gusta ser el centro de atención, es “sociable”, y disfruta de estar rodeada de muchas personas es sinónimo de “normalidad”, de “salud mental”. Desde pequeños a adultos, en nuestros hogares, en nuestros trabajos, escuelas, universidades… donde sea que nos encontremos, la estructura de formación social moderna se basa en un solo axioma “Ser extrovertido es sinónimo de éxito”.

Pero, no es ninguna novedad afirmar que, hoy en día, son más los mitos que las verdades en torno a la figura del introvertido. 

Según encuestas laborales, realizadas mayormente en oficinas de Estados Unidos, el 40% de las personas son introvertidas y el 20% intermedias. Pero admitir esto suele ser motivo de vergüenza, puesto que nos han enseñado que “está mal”.

Sin embargo, y afortunadamente, los principios de esta tendencia están comenzando a ser cuestionados. En el marco de estas nuevas ideas encontramos a figuras como Susan Cain, la autora estadounidense conocida por su bestseller “EL PODER DE LOS INTROVERTIDOS en un mundo incapaz de callarse”. En él, la escritora cuestiona la “cultura de personalidad” occidental donde los hombres de negocios extrovertidos son los únicos que prosperan, y propone estrategias que ayudarán a los introvertidos a desprender su máximo potencial.

Hoy en día es muy común oír a madres inexpertas, maestros “modelos” y jóvenes poco pensantes criticando a tales personas. El introvertido se lo confunde, la mayoría de las veces, con la persona tímida. Cuando estos últimos son quienes evitan la comunicación por motivos relacionados con la inseguridad, fobia social, miedo al rechazo, entre otras.

He oído un sin número de veces que socializar es “normal”. Las personas se figuran a sí mismas que la introversión es una especie de patología. Madres que dicen “Mi hijo es muy callado y tiene que aprender a socializar”. Profesores que comentan “Quien no participa en la clase ni hace preguntas es porque no está interesado o no está prestando atención”. Y con ello proponen un sistema de “incentivo” donde se califica la participación en clase.

La gente de este carácter necesita un espacio acorde a su propio desarrollo personal. Colocarlos en un entorno donde no se apremian sus cualidades, sino que por el contrario, se los “amenaza” para que se “adapten” y respondan como el modelo impuesto, lleva consigo resultados nefastos que pueden, inclusive, reincidir en la persona, haciéndolo sentir marginado y avergonzado de su propia naturaleza psicológica.

Si bien una persona no es 100% introvertido o extrovertido, lo cierto es que veces resulta conveniente adaptarse a la situación y poner en prácticas técnicas de supervivencia sin esforzarnos por ser personas que no somos. Los padres deberían ayudar a sus hijos a relacionarse, pero no a socializar. Y para esto, no es necesario etiquetarlos ni obligarlos a enfrentar situaciones angustiosas de manera abrupta. A esto sumemos el hecho de que los introvertidos deberían conocer más sobre las nuevas propuestas a favor de sus personalidades para comenzar a aceptarse y centrarse en sus capacidades. De esta manera, podrán también, adentrarse en terrenos más aptos a sus necesidades, como la pintura, la escritura, etc.

Albert Einstein, Gandhi, Bill Gates y muchas otras personas exitosas fueron y son introvertidos.

Es lógico que muchos psicólogos contradecirán estos argumentos, diciendo que este tipo de gente no sabe enfrentarse a situaciones en público, que no saben demostrar su potencial ni apreciar la comunicación social… Pero yo me opongo firmemente a estos estereotipos sin sentido. Un introvertido puede ser incluso un mejor líder, capaz de escuchar con atención al resto de las personas, poseedor del talento de las palabras para expresarse con elocuencia y sabiduría, y sujetos una menor impulsividad que los intercepta en una mejor toma de decisiones para el bien general y no su propio ego…

Estamos hablando, por lo tanto, del mito del liderazgo. Como dice el profesor de psicología de negocios de la University College, Chamorro-Premuzic:”Esta idea se basa en la falsa premisa respecto a que la actividad equivale a productividad, que la confianza es una señal de competencia”

¿Dónde quedó el apreció por las artes? ¿A dónde se fue la búsqueda del conocimiento propio? ¿Tan importante resulta la imagen externa? ¿En qué nos convertimos y qué legado dejaremos perpetuando estos valores falaces y estrafalarios?

“Quien no tiene demasiado en su interior precisa de una fachada recargada para alardear y sentir la ilusión de que alguien o algo llena aquel vacío persistente” había escrito Anne Brontë en uno de sus libros.

Ser introvertido es como ser el animal que contradice las “leyes naturales” para dejar de ser gregario y vivir acorde a sus principios irracionales. ¿Tan ensordecida está la sociedad de sus propios alaridos de agonía? ¿Tan obstaculizada y cegada por el bombardeo mediático puede estar que precisa de falsos valores para moldear las masas sociales?

Escuchar con atención, ser buen consejero, poseer el don de la creatividad, preferir la tranquilidad, valorar las verdaderas amistades y las conversaciones enriquecidas, no estoy segura cuándo comenzaron a considerarse principio antitéticos al ciudadano/na modelo.

En conclusión, ser introvertido debería dejar de considerarse un mal, para pasar a ser una nueva forma de potencial humano. Como diría Chamorro-Premuzic “El secreto es verlo como un conjunto”. Introvertidos y extrovertidos no son verdaderos polos opuestos. Al fin y al cabo estamos hablando de personas con iguales necesidades, sueños, esperanzas, desilusiones…  La sociedad verdadera no es ni una ni la otra, sino que se trata de un reino de ambiversión.

Pero, para liderar, se necesita excluir. Los introvertidos somos muchos, y podemos usar ese potencial para triunfar. Ejemplos hay muchos, y una representante actual de ello es la periodista británica Tazeen Ahmad.

¿La única forma de tener éxito es hacerse notar? La respuesta es no. El secreto está en dejar de creer falsos preceptos sociales para tomar nuestras propias “razones de marginación” y convertirlas en un motivo de admiración. En la soledad pueden nacer grandes ideas, y del autoconimiento y el arte de la contemplación surgen las obras más maravillosas que el ser humano es capaz de crear con sus propias manos.

De esta manera, los introvertidos crearán un verdadero espacio y se harán de una voz imposible de no oírse, dentro de “un mundo incapaz de callarse”.

“El sesgo en contra de la introversión conduce a una colosal pérdida de talento, energía y felicidad”.

SUSAN CAIN

SUGERENCIA: CONFERENCIA PARA TED POR SUSAN CAIN.

Nota: audio y subtítulos en inglés.

FUENTE IMAGEN: www.guillemrecolons.com

AMOR, UN BÁLSAMO PARA TUS HERIDAS

<<Aprendemos a amar, no cuando encontramos a la persona perfecta, sino cuando llegamos a ver de manera perfecta a una persona imperfecta>> SAM KEEN

Una de las cuestiones de la vida, si es que puedo llamarlo así, que siempre me ha interesado es entender lo que nosotros llamamos “amor”. Sí, es un tema bastante cliché que el arte no ha dejado de explotar desde tiempos inmemoriales, pero creo que todos estamos de acuerdo al decir que alguna vez lo hemos experimentado o al menos cuestionado.

Mi fuente de incentivo para este post fue una publicación que leí ayer por parte otro colega bloggero, donde dejé un comentario bastante extenso, por cierto 🙂

El amor es algo bastante subjetivo que rara vez podremos definirlo con una estructura formal. Muchos estarán en contra y otros no, sobre lo que pienses al respecto. Esto no solo se trata de la diversidad de opiniones sino también de la capacidad de objetivar nuestro análisis. Muchas veces nos olvidamos de nuestros sentimientos pasados. Tenemos un amigo perdido, y lo vemos como algún traidor o alguien inentendible, olvidando y trastocando los buenos momentos que habíamos tenido con él o ella. En el amor sucede lo mismo. Personas que en estos momentos están muy enamorados y disfrutando de ello tienden a mirar todo con demasiado optimismo y si ven una comedia romántica, ni hablar… Pero, si colocamos en la misma situación a alguien que vive o vivió desamor, probablemente rechace todo lo concerniente a ello, inclusive si alguna vez pudieron vivir algún amor verdadero y correspondido.

En definitiva, trataré de ser lo más objetiva posible exponiendo mis puntos de vista. Pero también se debe tener en cuenta que el amor se ha vuelto algo comercial que los medios nos venden. No es lo mismo para todos. Esta visión cambiará a medida que sigas envejeciendo, a medida que conozcas otras culturas, si es que lo haces,  mientras conozcas historias de gente real e imaginaria (libros, películas…) y a medida que lo vayas conociendo por ti mismo.

Existen varios tipos de amor. Pero en el que quiero centrarme hoy es entre dos personas de igual o  distinto género. El cariño entre pareja. Siempre que pensamos en esto atribuimos la diferencia al derecho de roce e intimidad. Pero, en mi opinión, es más fuerte que ello. No es solo el derecho y la necesidad de tener relaciones sexuales, sino que va más allá de esa necesidad.

Siempre me he preguntado si existía realmente algo más grande que aquel instinto biológico. De lo contrario ¿por qué no podríamos aceptar a cualquiera que se enamorara de nosotros? o ¿por qué nos fijamos más en algunos que en otros?

En este tema entran dos categorías : la cultura y el instinto. Naturalmente somos mamíferos que necesitamos reproducirnos, y tendemos a buscar a especímenes más fuertes y fértiles. La preferencia se trata de pura genética y compatibilidad. Este es un tema mucho más complejo, claro está, pero entonces aquí viene la pregunta del millón ¿Por qué existen personas, y sobre todo mujeres, capaces de enamorarse de personas discapacitadas? o ¿Por qué existe la homosexualidad?

Estas preguntas no esconden ningún matiz de discriminación, sino que están hechas sin ningún tipo de animosidad. Porque, hablando profesionalmente, sabemos que nada de ello respondería a las leyes de la naturaleza, al menos como las conocemos hoy en día. Una persona discapacitada con hijos correría el riesgo de transmitirles sus trastornos cromosómicos, si es que cuentan con enfermedades hereditarias. Dos personas de un mismo sexo, naturalmente, no pueden reproducirse. Entonces, si no existe el amor, y todo no es más que un producto de la atracción sexual en relación con el éxito reproductivo ¿Cómo explicar estos casos?

Probablemente existan teorías científicas al respecto. Se piensa, por ejemplo, según algunos estudios, que la gente homosexual desarrolla sus inclinaciones sexuales desde el nacimiento a raíz de ciertos cambios neuronales. Pero en realidad, es algo que se lo ha asociado más con la psicología, ya que quienes nos atraiga suele compararse con la figura masculina o femenina que haya estado a lo largo de nuestras vidas, usualmente el padre, la madre, o los hermanos.

Sin embargo, el concepto del amor responde a una cuestión sin respuesta, como ¿Existe un comienzo y un fin? ¿Existe algo superior a nosotros? En este caso ¿Existe el alma? Aquel concepto con el que siempre buscamos explicar las maravillas que somos capaces de crear. Pues sabemos que el humano necesita ser educado, civilizado, instruido en la vida para empezar a crear, como decía Freud, el “Súper yo”, aquel ser de nuestra conciencia, en perpetua batalla con lo que “queremos” y lo que “debemos”. La batalla entre lo natural y lo cultural.

¿Qué es lo que nos lleva a enamorarnos tan profundamente de otra persona? y ¿Por qué existen aquellos que se enamoran durante toda su vida un sólo hombre o una sola mujer, mientras otras personas optan por el turismo emocional?

Mi teoría es que estas decisiones se basan en la inteligencia emocional. Las personas románticas tienden a idealizar a su enamorado. Se enamoran más de lo que ellos ven, que de quienes realmente son, pero la cuestión también es ¿cómo sabemos quien es una persona verdaderamente cuando la realidad no existe y solo es una visión de nuestra percepción, inclusive sabiendo que ni ellos mismos saben quiénes son? En estos casos suele resultar conveniente las opiniones de otras personas, pues muchos amores enfermizos terminaron en situaciones peores porque no escuchaban la opinión de otras personas que por ejemplo les decían a la mujer “Me parece un hombre un tanto violento. Se vuelve loco cuando hablas con otro hombre o se aferra a tu brazo de manera muy posesiva” a lo que suelen responder con un “Él es así o lo aparenta. Pero en realidad es muy dulce, solo tienes que conocerlo” (sonrisa incómoda). Escenas como estas se dan por igual, tanto en hombres como en mujeres. Pero, fuera de todo concepto machista, la mujer es más romántica, la mayoría de las veces. Y esto sucede porque somos más sensibles dado nuestros constantes cambios hormonales y el hecho de que producimos más estrógeno que testosterona. Pero existen hombres que también son más sensibles, son quienes, científicamente hablando, suelen producir más estrógeno, y por ende, probablemente no luzcan tan viriles en apariencia. Aquí es donde viene el dilema: éxito reproductivo + estándares sociales+ romanticismo= X

Buscamos personas hermosas por dentro y por fuera, pero inclusive dejamos que el estereotipo se inserte en esta selección, anhelando la belleza artificial y falsa. Biológicamente hablando,  una mujer normal, con excepciones, no tiene piernas con forma de palitos, caderas súper angostas, abdominales absolutamente chatos… Y un hombre tampoco tiene un cuerpo de top model, lampiño, acompañado por un rostro cincelado de piel suave y tersa, como si fuera una mujer. ¿A quién no le ha sucedido que luego de la primera impresión, esa persona que parecía tan bella se convierte en alguien común y corriente luego de que empiecen a hablar?

La sociedad tiende a pensar que solo la apariencia es algo superficial. Craso error. Juzgar por los gustos, por la inteligencia, por la ropa, también son rasgos absolutamente superficiales. No olvidemos que el instinto de conservación reproductivo también busca la inteligencia, por eso es un rasgo que seduce tanto. Pero aquí es donde interviene otra vez un factor social ¿Son las mujeres quienes más buscan la inteligencia o los hombres?

El machismo coloca como principio que las mujeres carecen de inteligencia, o al menos de una más elevada a los hombres. El sexo masculino, tendía a buscar a la mujer ignorante, a hacerla incluso ignorante, para controlarla mejor, y crear el modelo sumiso y manso. Una mujer locuaz y sagaz, era lo suficientemente espiritual, si sabía cómo ocultar esa sagacidad, según los principios clericales del siglo XIX.

Pero, estamos en el siglo XXI, la inteligencia se busca por ambas partes, y éste también es un rasgo superficial. Una persona brillante no necesariamente debe ser amable y generosa. Inclusive, la inteligencia se suele asociar con la psicopatía, sobre todo en hombres. La psicopatía es un rasgo psicológico que todos poseemos, en algunas personas es pasivo y en otras no. Son estas últimas quienes más éxito administrativo tienen, y que en algunos casos se trata de asesinos, y demás. Pero no siempre éste es el caso, de hecho Kevin Dutton, un profesor de la Universidad de Oxford, y  Andy McNab, militar novelista, escribieron un libro al respecto, titulado ““The Good Psychopath’s Guide to Success”, traduciendo: “El Manual del Buen Psicópata para Triunfar“.

Volvemos, entonces, al punto de partida: inteligencia emocional. Existen psicópatas, con inteligencia emocional, y de hecho son los más raros, cuyos casos son muy complejos de resolver, pues se trata de personas capaces de controlar su psicopatía; deciden cuándo sentir empatía y cuando no. Un dominio mental de inestimable valor, sin duda alguna, ya que serviría para la profesionalidad en el trabajo. Pero, al parecer, vivimos en un mundo, donde se “vive mejor” si se aprende a saber cuándo conectar y cuándo no con otros.

El amor es complicado porque siempre habrá algo que se interponga y nos deje desorbitados, preguntándonos a nosotros mismos ¿qué fue lo que pasó? Tenemos miedo, miedo a que nos hieran, nos abandonen, nos engañen, o nos descubran por quienes somos. Cuando, enamorarse se trata de ello, de aprender a descubrir al otro de a poco, y aceptarlo sin olvidarnos de nosotros mismos. Se teme a la felicidad porque con ello viene la tristeza y el miedo al sufrimiento, que de por sí constituye un sufrimiento por sí mismo.

Otras veces, nos encontramos en una guerra entre nuestro arte, que nos llama a amar, y conocer una libertad que ni siquiera sabemos si existe, y un mundo capitalista. El trabajo separa a las personas a través de vastas tierras, océanos, fronteras… No importa que exista la globalización, somos seres muy arraigados al tacto y la vista, y por eso necesitamos expresarnos siempre. Por eso existe el arte de la expresión. Querer tocar a alguien también es un arte. Personas que se aman verdaderamente, comparten su propio lenguaje y crean su propio mundo. Pero a veces se convierten en seres incapaces de separarse y conocer el universo. En esos casos, la psicología habla de limerencia, pero la literatura habla de amor. Sufrirás de todas maneras, al menos hazlo sabiendo que amaste a esa persona y compartiste la locura del frenesí.

El tiempo se interpone, el dinero se interpone, el miedo y la madurez se interpone. No existe la manera correcta de amar, ni amarse. Quien seas por dentro, será algo que confundirás con el tiempo, no importa la edad que tengas.

Quienes te rodeen, quien seas, lo que esperes y lo que tengas, determinará tu visión del amor. Y son las pasiones las que compiten con el destino, si es que existe.

Imagen, créditos: www.m1.paperblog.com

“EL COLAPSO DEL MUNDO”

    ¿En qué termina nuestro mundo?…

mundo-interior

Siempre pensé que en este universo existen personas capaces de desbordar y destruir tu mundo. ¿Puede suceder esto hasta el último de nuestros días?

A veces me pregunto, cuando esa persona desaparece, si su recuerdo latiente puede seguir alterándonos o en realidad no somos más que nosotros mismos descubriendo y tratando de recomponer los destrozos y el orden.

¿Y si fuéramos solo nosotros los que desordenamos todo? La fuerza de esa persona puede empujarnos a terrenos inhóspitos de la vida o de nuestros pequeños universos internos.

    ¿Somos sólo nosotros quienes le damos ese poder?

    ¿Es una cuestión de rivalidad de fuerzas? El momento en el que cedes. El momento en el que abres las puertas de tu mundo, implorando que esa persona lo cambie todo. Lo llene de color.

Otras personas nos visitan, nos miran y nos llenan de palabras. Palabras FILOSAS, PESADAS, LIVIANAS como plumas… Las plumas no hacen más que acariciar. Todos anhelamos esa destrucción . Sin destrucción no hay creación. Un mundo estancado, no es un mundo. Lo que no queremos es la destrucción solitaria.

Algunos vendrán a nuestro o tu mundo. Lo llenarán de cosas, ahogándote. Otros te robarán, dejándote lleno de huecos. Un cuerpo ocupa demasiado espacio. Todos dejan residuos tóxicos y no es sencillo purificar.

No hay pausa, sólo poesía y tragedia. Muchos visitarán tu casa, tu hogar, tu mundo… Será un infierno o un paraíso por sí mismo. ¿Es tan difícil unir dos mundos?

El choque de galaxias solo trae caos consigo. La relatividad de la independencia y la unión es como hablar de la física. ¿Existe o no?

¿Con qué derecho vienen a desordenar todo dejándote sin guía? Ahora pasarás tu vida entera tratando de aprender.

El secreto está dentro de ti, y todo este caos te conducirá en un camino interno de conocimiento.

Las fuerzas de la naturaleza son un gran misterio para cualquier mortal. Pero sabemos que son las únicas que le dan forma a la realidad que conocemos. Todo requiere transformación, y ello lleva a la destrucción.

Cada vez que luchas te debilitas. Cada derrota, cada victoria la reúnes como una pieza más de tu vida que formará parte de tu hogar. Quien venga te hará ver ello como un elogio de tu fortaleza, o como algo sin mero valor… tal vez como algo nuevo. Algo que nunca tuvo realmente un valor por sí mismo, sino uno que tú le diste. Son ellos quienes más nos confunden. Porque no vienen a destruirnos ni amarnos, vienen a convertirnos a nosotros mismos en un arma potencial de destrucción. Cuando te permita ingresar en su mundo, estarán acabados.

Encontrarás muchas mansiones, y si ves en ellas tu rostro, sabrás que alguien tomó un pedazo de tu destrucción.

Perdidos en nuestro propio hogar…. ¿cómo no extraviarnos entonces en el mundo exterior?

Imagen extraída de www.elfactorhumanoburgos.com/